En todo el mundo, la gente usa herramientas como FaceTime y Skype para conectarse con familiares y amigos a través del chat de video. Pero, ¿y nuestros hijos? ¿Entienden y crecen a partir de estas interacciones en pantalla con sus seres queridos?

Investigación sobre el chat de video y la primera infancia

Un equipo de investigadores de Lafayette College, dirigido por la profesora y doctora Lauren J. Myers, estudió a niños de 1 a 2 años para averiguar qué obtenían de sus interacciones en FaceTime. Querían descubrir si formaban relaciones y aprendían de la gente a través del chat de video. En el estudio, 60 niños menores de 2 años se dividieron en dos grupos. Un grupo de bebés tuvo una semana de interacciones de video chat en tiempo real, mientras que el otro vio videos pregrabados de palabras, acciones y patrones nuevos para los pequeños.

Por un lado, los investigadores encontraron que todos los niños prestaron atención y respondieron a ambos tipos de video, pero los bebés solo respondieron con el chat de video interactivo (como imitar un aplauso después de que lo hizo la persona en el video). Asimismo, después de una semana de video chat, los niños con las interacciones en vivo aprendieron información social y cognitiva. Por ejemplo, prefirieron y reconocieron a alguien con quien habían hablado a través del chat de video y aprendieron nuevas palabras y patrones.

desarrollo de tu bebe

Por otro lado, el aprendizaje no se produjo cuando la persona estaba pregrabada y no podía ver ni oír al niño y responder adecuadamente. Se encontró evidencia de que los bebés pueden diferenciar entre las interacciones en vivo y las interacciones «falsas» pregrabadas que tienen pausas después de las preguntas y llamadas para responder, similar a muchos programas populares para niños en la televisión. La conclusión fue que los chats de video se pueden usar de manera apropiada para fomentar el desarrollo de los niños.

Según este estudio, alrededor de los 17 meses, los niños comienzan a aprender de las interacciones de video en vivo con personas reales. “Empiezan a entender quién es esa persona en la pantalla y pueden obtener algo significativo de la interacción de video en vivo con ellos”, dice Myers.

Por lo tanto, puedes estar tranquilo sabiendo que tu pequeño puede aprender y desarrollar vínculos con otros miembros de la familia, como los abuelos, incluso si no los ve en persona con frecuencia. ¡Las herramientas de chat de video ayudan a acercarnos los unos a los otros!