El desarrollo del embarazo durante el primer trimestre está lleno de cambios físicos y emocionales que preparan a tu cuerpo para que tu bebé pueda crecer dentro de ti.

Saber qué esperar durante este período puede hacerte sentir más tranquila y confiada, ya que conocerás la razón detrás de cada uno de estos cambios en tu cuerpo, los cuales son parte natural del embarazo.

A continuación te mostramos algunos aspectos que te ayudarán a entender mejor el desarrollo prenatal inicial y la evolución que tendrá tu bebé durante el primer trimestre.

¿Qué esperar en el desarrollo del embarazo durante el primer trimestre?

Durante el primer trimestre las hormonas del embarazo comienzan a preparar a tu cuerpo para “hospedar” a tu bebé dentro de ti. Esto significa que probablemente comenzarás a experimentar más cansancio del habitual, tendrás náuseas, cambios de humor, etc.

¿Sabías qué los ejercicios de estimulación prenatal desarrollan el vínculo socio-afectivo entre la madre y el bebé? Accede a ejercicios prenatales en nuestra app gratuita.

Además de los cambios físicos, es probable que estar embarazada te provoque emociones intensas y muy cambiantes. Sentirás una gran felicidad, ansiedad o tristeza; a veces todas al mismo tiempo. Si esto sucede, no te preocupes, estos sentimientos son normales durante todo el embarazo; procura apoyarte en personas cercanas a ti que puedan comprenderte.

De igual manera, ten presente que estos cambios son solo temporales, producto del increíble proceso por el que pasa tu cuerpo y el ser que está creciendo dentro de ti.

¿Cuáles son los cambios físicos que ocurren en el primer trimestre?

Recuerda que cada mujer vive su embarazo de manera distinta. Algunas pueden sentirse muy bien durante el primer trimestre, mientras otras pueden pasar por alteraciones más fuertes causadas por los rápidos cambios que están tomando lugar.

A continuación, mencionamos algunos de los síntomas más comunes que podrías desarrollar durante esta primera etapa:

Náuseas

Este malestar es uno de los más comunes durante la mayoría de los embarazos. Alrededor del 85 % de mujeres embarazadas pueden presentar náuseas durante el primer trimestre del embarazo.

En algunas mujeres las náuseas pueden ser tan intensas que producen vómitos, mientras que en otras son más ligeras, parecidas a las que se sienten al ir en un coche. Hay incluso algunas mujeres que no las sienten en absoluto.

Es común que las náuseas se intensifiquen en la mañana. Sin embargo, es un síntoma que se puede presentar en otros momentos del día, y tiende a persistir solo durante el primer trimestre. Las náuseas son causadas por el cambio hormonal tan intenso que experimenta tu cuerpo al desarrollar la placenta y preparar el útero.

Una de las recomendaciones más efectivas para lidiar con las náuseas matutinas es tomar té de jengibre. También puedes tener algunas galletas saladas por la mañana e intentar no pasar largos periodos de tiempo sin ingerir alimento.

Cansancio

Ahora que tu cuerpo se encuentra trabajando para el desarrollo de tu bebé, es común que tengas más sueño y fatiga. Para combatir estos síntoma es recomendable que apartes algunos momentos al día para tomar siestas o simplemente para descansar.

El cansancio es normal debido a todo el trabajo que tu cuerpo está haciendo para prepararse y es importante escuchar a tu cuerpo y darte el tiempo necesario para descansar.

Ganas de ir al baño

Durante el primer trimestre, cerca de la semana 4, se produce la hormona hCG (Gonadotrapina Crónica Humana). Esta ayuda a llevar más sangre al útero, para así comenzar a expandirlo. Esta hormona puede causar que orines de manera más frecuente y es la que será detectada por las pruebas de embarazo caseras. Esta hormona solo está presente durante el embarazo.

Además, en las próximas semanas, el crecimiento de tu útero comenzará a presionarte la vejiga lo que provocará que tengas que hacer pipí más seguido. Durante el segundo trimestre, puede ser que las ganas de ir al baño se reduzcan, volviendo a aumentar durante el tercer trimestre, cuando el útero está en su mayor tamaño.

Desarrollo del bebe en embarazo

Es muy importante que sigas tomando líquidos y que no dejes de ir al baño cada vez que tu cuerpo lo necesite, pues retener la orina puede provocar infecciones urinarias.

¿Sabías qué los ejercicios de estimulación prenatal promueven la salud física y mental? Obtén actividades prenatales en nuesta app.

Sensibilidad en los senos

El dolor en senos es otro de los síntomas presentes durante el embarazo y es una de las señales más comunes para saber si estás embarazada. Esta sensibilidad se debe a los cambios hormonales que preparan a los ductos que se encuentran en tus senos para producir leche y alimentar a tu bebé.

Como respuesta, es probable que el tamaño de tus senos aumente e incluso puedas presentar incomodidad. Sin embargo, con el paso de los meses esta sensación disminuirá y tu cuerpo se adaptará.

Estreñimiento

El aumento de los niveles de progesterona durante el embarazo provoca que los alimentos que ingieres tengan una digestión más lenta, lo cual puede causar inflamación o estreñimiento. Para disminuir este síntoma es recomendable que realices actividad física y añadas fibra a tu alimentación. También se sugiere beber bastantes líquidos, como jugos frutales y agua natural.

Antojos y asco causado por cierta comida

Este es uno de los síntomas más conocidos en el embarazo. Alrededor de 60 % de las mujeres embarazadas presentan antojos de comida durante este periodo. También es común que tus gustos cambien y que la comida que antes detestabas ahora se vuelva una de tus favoritas, o viceversa.

¿Cómo es el desarrollo de tu bebé durante el primer trimestre?

Conocer cómo va evolucionando tu bebé desde su concepción hasta el nacimiento puede hacer que te sorprendas y que disfrutes más del proceso.

Durante las primeras 13 semanas de vida, tu bebé se transforma muy rápido. Pasa de ser una pequeña célula fertilizada conocida como «cigoto», a ser un embrión implantado en las paredes de tu útero, que con el paso de las semanas logrará desarrollar su propio sistema vital.

A continuación te mostramos los cambios más significativos por los que pasa tu bebé durante sus primeras semanas de vida:

Desarrollo del corazón

A partir de la semana 5, el tubo que se convertirá en el corazón de tu bebé comienza a latir con fuerza y, con el paso de las semanas, se volverá más fuerte y regular. En la semana 9 o 10, o incluso antes, ¡el corazón de tu bebé estará preparado para que puedas escucharlo!

Desarrollo del cerebro – (Desarrollo del embarazo)

Entre la semana 4 y 5, el tubo neural se encuentra en pleno desarrollo. Su cerebro, médula espinal, columna vertebral y nervios pronto se desarrollarán a partir de este. Por eso es muy importante tomar la cantidad recomendada de ácido fólico durante estas semanas. Alrededor de la semana 7 y 8, el cerebro de tu bebé comenzará a desarrollarse, produciendo cientos de neuronas diariamente.

Desarrollo de los huesos – (Desarrollo del embarazo)

Desde la semana 6 comenzarán a brotar los lugares que darán espacio a los brazos, piernas, manos y pies de tu bebé. A partir de la semana 10 lo harán sus dedos y tobillos.

Desarrollo del sistema digestivo

Durante la semana 7 se comenzarán a formar su boca y lengua. Los riñones ya estarán en su lugar, aunque aún no están funcionando. Los intestinos comienzan a formarse cerca de la semana 5, y los órganos de tu bebé comienzan a tener ciertas funciones sencillas cerca de las 10 semanas.

Desarrollo de los sentidos – (Desarrollo del embarazo)

En la semana 8 tu bebé comenzará a desarrollar el sentido del tacto principalmente en la nariz y los labios. Luego, a partir de la semana 12, comenzará a desarrollar este sentido en los genitales, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Los sentidos comienzan a funcionar cerca de la semana 19 y continúan desarrollándose en las siguientes semanas.

Como verás, durante el primer trimestre tanto tú como tu bebé pasan por un proceso de desarrollo sorprendente que cambiará no solo la forma de tu cuerpo, sino también tus emociones diarias. 

Te recomendamos que conozcas y vivas estos primeros tres meses de forma tranquila y motivada, pues este proceso natural será el inicio de un vínculo indescriptible con tu bebé que durará toda tu vida.

Para que complementes estos conocimientos sobre el desarrollo del bebé durante el embarazo, te invitamos a leer nuestro artículo La importancia de la estimulación prenatal.