¿No sabes cómo quitarle el pañal nocturno a tu hijo? ¡Consulta estos consejos para liderar este proceso con tu pequeño y no tener problemas!

Incluso antes de que nazca tu bebé, toda madre se prepara con una gran reserva de pañales. Después de todo, habrá que cambiarlo varias veces al día hasta que aprenda a ir al baño solo. Sin embargo, aún falta quitar el pañal que se usa por la noche, lo cual es un proceso que puede tardar un poco más.

Muchos padres no están seguros de cuál es el momento adecuado para decirle adiós a los pañales y cómo ayudar a sus niños. Para aclarar mejor el tema, ¡hemos preparado algunos consejos para ayudarte en esta nueva etapa de la vida de tu pequeño!

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

¿Cuándo quitar el pañal nocturno?

Si quieres averiguar cuál es el mejor momento para dejar de ponerle pañal nocturno a tu pequeño, debes saber que esto dependerá del ritmo de tu hijo. Este es un proceso que puede variar mucho de un niño a otro.

El primer paso es que tu hijo ya haya dejado de usar pañal durante el día. A partir de esto, los padres pueden comenzar a notar si su pequeño está preparado para dejar de usar el pañal nocturno. Estos indicadores son:

salud y bienestar de bebe
  • El niño duerme y se despierta seco durante varios días.
  • Comienza a sentirse incómodo cuando usa pañales por la noche.

¿Cómo quitar el pañal nocturno?

La primera recomendación es tener paciencia y ser comprensivo. Sabemos lo cansado que es tener que lavar la pijama y la ropa de cama varias veces, pero ten en cuenta que esta es una fase. Por lo tanto, evita presionar a tu pequeño o regañarlo si moja la cama.

Lo importante es entender este proceso como algo natural, transmitiéndole tranquilidad. Algunas medidas que pueden facilitar este proceso son:

Accede al plan de actividades personalizadas a través de nuestra App que ayudarán a tu bebé a alcanzar su óptimo desarrollo.

  • Usar un protector de colchón.
  • Usar pañales que se usan como ropa, lo que facilita su colocación antes de que el niño se vaya a la cama.
  • Si tu pequeño se niega a usar un pañal pero todavía se orina por la noche, intenta ponérselo después de que se duerma.
  • Reducir la cantidad de líquidos después de la cena.
  • Llevar al niño una o dos veces al baño antes de irse a dormir y en las primeras horas de sueño, momento en el que pueden producirse fugas.
  • Pon un horario para que, al amanecer, despiertes a tu hijo para ir al baño.

¿Cuándo necesitas «retroceder»?

No lo leíste mal, en algunas situaciones es posible que debas dar un paso atrás y esperar un poco más antes de quitarle el pañal nocturno a tu hijo. Varios aspectos tienden a comprometer el éxito de esta etapa, tales como:

  • El niño tiene una vejiga pequeña, lo que dificulta retener la orina durante varias horas.
  • El niño tiene un sueño más pesado y no responde a la orden de la vejiga llena. Es decir, no siente cuando es necesario ir al baño en medio de la noche.
  • Todavía necesita madurar el control de los músculos para contener la orina durante varias horas.

Cada niño deja el pañal nocturno en diferentes momentos. No hay problema si tu hijo tiene 5, 6 o 7 años y aún no puede contener la orina mientras duerme. El consejo es evitar comparaciones con hermanos, primos o compañeros y afrontarlo con la máxima naturalidad.

¿Quieres otros consejos sobre el desarrollo infantil? ¡Descarga la aplicación Kinedu GRATIS y explora más de 2,200 actividades y artículos para ayudar a tu hijo a dejar el pañal o consultar otros temas!