Es una satisfacción salir con nuestro bebé de paseo. Ya sea a restaurantes, tiendas o cualquier otro lugar público, resulta una experiencia muy divertida. El único inconveniente que puede ocurrir es el inevitable cambio de pañal donde tristemente no siempre hay un lugar accesible, limpio y cómodo para hacerlo.

¿Dónde puedo cambiar a mi bebé?

Al salir con nuestros hijos es conveniente ubicar los baños en caso de que se presente la necesidad de hacer un cambio de pañal. Si en las instalaciones hay un baño familiar, excelente. Estos baños son privados, por lo que podrás tener todo el espacio para ti y tu pequeño. Por otra parte, si solo hay un baño regular es bueno verificar que tenga mesa de cambio y que, además, cumpla con tus estándares de higiene.

¿Qué hago si en los baños no hay mesa para cambiar a mi bebé?

La mayoría de los baños públicos están equipados con mesas para cambiar a bebés. Sin embargo, hay algunos que desafortunadamente no han sido equipados para que las mamás hagan uso de los mismos. De igual forma, puede ser que sí haya una mesa, pero las condiciones higiénicas de la misma no son aceptables. ¡Qué incomodidad! Si te topas con alguno de estos casos, te presentamos las siguientes opciones:

descarga_kineduPowered by Rock Convert
  • Busca otro cambiador.
  • Si no hay otro cambiador, puedes colocar el cambiador de plástico o desechable en la mesa de cambio o sobre las siguientes superficies para cambiar a tu pequeño en
    • la carriola
    • una banca
    • tu regazo
    • la cajuela del coche, la cual cuenta con superficie amplia y plana

¿Qué necesito llevar en mi pañalera para cambiar a mi bebé fuera de casa?

  • Bolsas de plástico para ropa y pañales sucios
  • Toallitas húmedas
  • Pañales limpios
  • Cambiador de tela o plástico (si se puede, acolchonado)
  • Protectores desechables
  • Gel anti-bacterial para tus manos
  • Un juguete distractor
  • Cambio de ropa

Por último, es importante hacer el proceso lo más cómodo posible para tu pequeño. Recuerda siempre colocar debajo de él una tela o colchoncito cambiador para que no sienta que la superficie es muy dura. Asimismo, recuerda jugar un poco y distraerlo con un juguete o hacerle cosquillas para hacer que ese momento sea más agradable para los dos.