Salir de excursión con tu pequeño y visitar parques, restaurantes, tiendas u otros lugares públicos es muy agradable. El único inconveniente es que en algún punto tendrás que cambiarle el pañal y encontrar dónde hacerlo. ¡Aprende a cambiar a tu bebé y sigue divirtiéndote con él!

¿Dónde puedo cambiar a mi bebé?

Cuando salgas con tu pequeño, trata de ubicar los baños que estén a tu alrededor, en caso de que sea necesario hacer un cambio el pañal. Si hay un baño familiar donde estás, ¡estás de suerte! Estos espacios son privados, por lo que puedes tener todo el espacio que necesitas para ti y tu pequeño. Si solo hay un baño normal, verifica si hay un cambiador que cumpla con tus estándares de higiene.

salud y bienestar de bebe

¿Qué necesito llevar en mi pañalera cuando salimos de excursión?

  • Bolsas de plástico para la ropa y pañales sucios
  • Toallitas húmedas
  • Pañales limpios
  • Cambiador de tela o plástico, preferiblemente acolchado
  • Fundas protectoras de un solo uso
  • Gel antibacterial para tus manos
  • Un juguete para distraer a tu bebé
  • Cambios de ropa

¿Qué hago si no hay cambiador en el baño?

La mayoría de los baños públicos están equipados con cambiadores para bebés, pero desafortunadamente, no todos los lugares tienen uno. Tal vez haya una mesa, pero sus condiciones higiénicas no son aceptables. Si te encuentras en alguna de estas situaciones, te sugerimos probar las siguientes opciones:

  • Busca otro baño con un cambiador apropiado.
  • Si no hay otro cambiador, puedes colocar un cambiador de plástico o desechable en el cambiador público o en cualquier área adecuada para cambiar a tu pequeño como:
    • La carriola
    • Un banco
    • Tu regazo
    • La cajuela de tu coche, si la superficie es ancha y plana

Finalmente, recuerda que es importante hacer que el proceso sea cómodo para tu hijo. Sé cariñosa con él mientras le cambias el pañal; puedes hablar o cantar con voz suave para que sea más agradable para él. Intenta colocar un paño o un pequeño cambiador acolchado debajo de tu bebé para que no sienta la superficie dura. Recuerda distraerlo con un juguete, jugar con él o hacerle cosquillas para que este momento sea agradable y divertido para ambos