Hasta que tu bebé no se coloque en cuatro patas y comience sus aventuras de exploración por toda la casa, un baño diario no será necesario. La Academia Americana de Pediatría recomienda bañar a los bebés alrededor de 3 veces por semana durante el primer año de vida, de tal forma que se prevenga la resequedad en su piel. Los pequeños tienen piel muy delicada que se lubrica como protección. No obstante, en muchos países se tiene la costumbre de bañar a los niños todos los días. Cada padre sabe cuánto se ensucia o suda su pequeño y decidirá, de acuerdo a sus instintos y recomendaciones del pediatra, cuántas veces bañarlo. Algunos pediatras, incluso, podrán indicarte que bañes a tu hijo todos los días, en particular si el clima de tu ciudad es muy húmedo o caliente.

Aparte de considerar el hecho de si bañarlo o no todos los días, es conveniente mantener el área del pañal lo más limpia posibe después de cada cambio. De igual forma, hay que cuidar el área del cuello y todos los pliegues del cuerpo del bebé dado que ahí se acumula sudor, suciedad y pelusa. Si no bañas a tu bebé a diario, es recomendable pasar una toalla de algodón húmedo por los pliegues de la piel de tu pequeño para asegurarte de esté limpio y feliz.

La hora del baño no solo se hace por higiene, también puede ser un momento placentero y relajante para los bebés. Procura que sea un momento tranquilo donde no hayan obligaciones o angustia. Esto ayudará a tu bebé aprender que ya se acerca la hora de dar las buenas noches. ¡El baño es buen inicio para la rutina de dormir! Recuerda no bañar a tu bebé antes o después de comer ya a) un bebé hambriento suele colaborar menos y b) el movimiento puede causarle reflujo. Por último, el baño debe ser un momento de relajación y cariño, por lo que no olvides brindarle mucho amor a tu hijo. Las primeras veces, es muy común que los bebés lloren o muestren resistencia al agua porque esta es una experiencia completamente nueva para ellos. Por eso trata de brindarle toda la confianza, apoyo y cariño para hacer el proceso lo más ameno posible.

Powered by Rock Convert