La leche materna contiene células madre, glóbulos blancos y otros componentes bioactivos que protegen a tu bebé y contribuyen positivamente a su desarrollo. Por eso se dice que es uno de los mayores regalos que puedes ofrecerle a tu pequeño.

Si estás pensando en comenzar a amamantar, es normal que tengas algunas dudas sobre cómo debe ser tu alimentación durante la lactancia. Lo primero que debes saber es que es probable que tu cuerpo requiera de 500 calorías más al día durante esta etapa. Eso sí, las necesidades de cada mamá son diferentes, por lo que es recomendable pedirle a tu doctor o doctora que te oriente sobre tu caso específico.

Algunos de los factores que pueden influir en la alimentación que necesitarás en la lactancia son: el tamaño, edad y apetito de tu bebé, tu índice de masa corporal (IMC), el nivel de actividad que realizas durante el día, y si tu pequeño se alimenta únicamente de leche materna o no.

¿Te interesa conocer más sobre este tema? ¡Te hablaremos sobre algunas cosas que pueden ayudarte!

1. ¿Necesito una dieta especial al amamantar?

La respuesta es no, pero es importante que tu alimentación durante la lactancia sea balanceada. Lo más recomendable es que consumas muchas frutas y verduras, cereales integrales, como la avena y el arroz integral; proteínas magras, como pollo, huevo y pescado; y grasas saludables, como aguacate, semillas y nueces.

Se aconseja que el consumo de pescado se limite a dos porciones de alrededor de 140 gramos por semana y se eviten el pez espada, tiburón y marlín, ya que estos contienen niveles más altos de mercurio.

2. ¿Puedo consumir cafeína?

Si eres amante del café y de otros productos que contienen cafeína, como los refrescos, las bebidas energéticas y las barras de chocolate, la buena noticia para ti es que sí puedes consumirlos. No obstante, se recomienda que no ingieras más de 200 a 300 mg diarios, lo que equivale, por ejemplo, a 2 tazas de café o 4 de té por día.

3. ¿Debo evitar las bebidas alcohólicas?

Durante la lactancia es recomendable que no consumas alcohol. Sin embargo, no se ha demostrado que los niños sufran de efectos negativos si sus mamás beben máximo una bebida alcohólica de medida estándar al día.

Eso sí, es aconsejable que, después de ingerir alcohol, esperes por lo menos 2 horas antes de amamantar a tu bebé. Toma en cuenta que exponer a tu bebé a más de una bebida alcohólica al día puede impedir que tenga un óptimo desarrollo, crecimiento y patrones de sueño saludables.

También, si planeas ingerir alcohol, puedes extraer y almacenar leche materna con anticipación para estar más tranquila.

4. ¿Ser vegetariana puede afectar mi leche materna?

Mientras que tu alimentación durante la lactancia incluya las calorías que necesitas y tu cuerpo reciba la cantidad de proteínas, grasas, vitaminas y minerales adecuadas, ¡no hay problema! Para asegurarte de esto, pide orientación a tu médico.

Toma en cuenta que al seguir una dieta vegana o vegetariana es importante que consumas una gran cantidad de vitamina B12, vitamina D, calcio y ácidos grasos omega-3, por lo que se recomienda que consumas alimentos o suplementos que los contengan.

Estas son 4 de las cosas que te ayudarán a planear tu alimentación durante la lactancia de forma óptima y sana. Además, toma en cuenta que al tener una dieta variada expones a tu bebé a diferentes micronutrientes y sabores.

¿Tienes alguna duda sobre lo que leíste o te gustaría compartir alguna experiencia sobre el tema con nosotros? ¡Escríbenos en la sección de comentarios!

Powered by Rock Convert