Aprendiendo a comunicarme

Es difícil imaginar una vida sin lenguaje, ya que este es el medio principal para comunicar nuestros pensamientos, deseos y necesidades a los demás. Antes de aprender a hablar, los bebés se encuentran con este dilema todos los días. Por lo tanto, necesitan usar otras formas de comunicación no verbal para hacerse entender.

Los bebés tienen un fuerte deseo de conectar con los demás. Por esta razón, incluso antes de que puedan hablar, usan sonidos no verbales y lenguaje corporal para lograr este objetivo. Los bebés son comunicadores activos, pero aún no tienen las capacidades lingüísticas para verbalizar lo que sienten. Si observas de cerca, verás cómo se comunican sin palabras. Al hacer esto, buscan obtener una respuesta de sus cuidadores y, cuando lo hacen, aprenden a repetir estas acciones para satisfacer sus necesidades.

Desde el momento en que nacen, los bebés comienzan a comunicarse. Llorar y balbucear son señales no verbales que usan para obtener una respuesta de un padre amoroso. A medida que crecen, aprenden a comunicarse a través de expresiones faciales como la sonrisa y el contacto visual. Los bebés también mueven sus cuerpos para transmitir un mensaje, por ejemplo, agitan sus piernas o brazos cuando están emocionados o molestos. Alrededor de los 8-12 meses de edad desarrollan aún más esta habilidad al aprender a saludar, aplaudir y señalar.

Continue reading

Más cerca de ti: Introducción al porteo

Es probable que hayas escuchado hablar del porteo, mochilas para bebes o fulares. Si quisieras sabes más sobre portear pero no sabes por dónde empezar, no te preocupes, nosotros nos hemos dado a la tarea de recopilar la información más importante sobre el porteo en caso de que te interese intentarlo con tu bebé.

Según la ONG Babywear International, el porteo se refiere a un sistema para cargar a nuestro bebé cerca del pecho con ayuda de un fular o estructura suave, de manera que permite sostenerlo de forma segura y cómoda mientras se mantienen los brazos libres. Este método de transportar a un bebé es en realidad una practica antigua que ha funcionado durante cientos de generaciones en algunas culturas tradicionales de lugares como México, Perú, Indonesia, etc. Actualmente puedes encontrar con facilidad una amplia variedad de fulares y herramientas de porteo, hay un estilo para cada presupuesto y gusto, y tu porta-bebé puede ser tan funcional como atractivo.

Continue reading

Ante la adversidad

Cuando un niño se cae 50 veces aprendiendo a caminar nunca se dice a sí mismo “tal vez esto no es para mí”.

Tarde que temprano, te darás cuenta de qué tan persistente puede llegar a ser tu bebé. Por más pequeño que parezca, es un individuo que no se rinde fácilmente ante la adversidad y cuya fuerza de voluntad te asombrará. En el momento en que tu pequeño empiece a dar esos primeros pasos y practique caminar día con día, hay mecanismos del desarrollo ocultos que motivan a tu bebé a persistir.

Cuando tu hijo decide caminar, está abandonando el ser un experto gateando para convertirse en un principiante caminando. Un experto gateando domina sus alrededores, explora, navega y esquiva fácilmente los obstáculos. Por otro lado, un principiante para caminar tiene poca coordinación y tiende a pasar la mayor parte del tiempo cayéndose y levantándose una y otra vez. Así que ¿por qué decide tu bebé a pasar de ser un experto a un principiante y qué lo motiva?

Ser más veloz

Desde pequeño, a tu bebé le gusta la velocidad y es capaz de analizar que al caminar, a pesar de las constantes caídas, puede recorrer una mayor distancia a una mayor velocidad y en menos tiempo que si optara por gatear. Por otro lado, entiende que el caminar tiene grandes implicaciones en su manera de navegar una habitación y en su interacción con sus alrededores.

Continue reading