5 cosas para tener en mente cuando entrenes a tu pequeño a ir al baño

Tiempo, tiempo, tiempo

Si tu hijo tiene 24 meses o más, tal vez estés ansiosa por comenzar el entrenamiento de esfínteres, o ¿tal vez ya lo has intentado y no has tenido éxito? Recuerda que el tiempo lo es todo. No solo tú tienes que estar lista, sino también tu pequeño. Te invitamos a consultar nuestro blog para saber cuáles son los hitos del desarrollo que tu hijo debe de cumplir antes de comenzar la transición hacia el uso del baño.

Otro factor del tiempo que debes de considerar eres tú, ¡ya que serás tú la que le enseñe! Si planeas salir de viaje en las próximas semanas o si estás planeando mudarte a una nueva ciudad, tal vez es mejor posponer el entrenamiento de esfínteres hasta que el ambiente de tu pequeño sea estable y seguro.

Elige el mejor asiento de entrenamiento

Una vez que has decidido que tú y tu bebé están listos para el entrenamiento de esfínteres, es hora de elegir un método y un asiento. Existen dos opciones básicas a considerar  La primera es una silla que se adapte al inodoro donde tu pequeño se podrá sentar. Si eliges poner este asiento sobre el inodoro, consigue un taburete para que tu pequeño pueda alcanzar el asiento con mayor facilidad. Algunas mamás dicen que la transición entre el asiento de entrenamiento y el uso del inodoro regular es más fácil, ya que el niño está acostumbrado a usarlo.

La otra opción es una silla del tamaño del niño con un tazón de fuente que se pueda vaciar en el inodoro. Una ventaja de usar este asiento es que puedes convertir cualquier área en un espacio de entrenamiento. Algunas mamás sugieren tener un asiento en el coche para cualquier emergencia o para viajar. Una desventaja de usar este asiento es que deberás limpiarlo cada vez que tu hijo lo utilice.

Continue reading

El tacto amoroso temprano tiene beneficios a largo plazo

¿Alguna vez te has preguntado por qué cargar a tu bebé se siente como la cosa más natural del mundo? Resulta que estamos programadas a hacerlo; es nuestro instinto maternal en acción. Cuando un bebé nace, él es muy vulnerable, tiene una visión muy limitada y su audición es subdesarrollada. Esto significa que el tacto es la forma en la que tu pequeño explorará el mundo durante sus primeras semanas de vida, mientras que sus otros sentidos se comienzan a desarrollar.

Sabemos que el tacto es una parte importante en el desarrollo de un bebé, pero, ¿qué tan crítico es?

En un estudio reciente realizado por Nathalie Maitre del Hospital Nacional de Niños y el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, se midieron las respuestas cerebrales de 125 bebés (incluyendo bebés prematuros y llegados a término) y se demostró que las primeras experiencias de contacto de un bebé tienen efectos duraderos, específicamente en la forma en la que sus cerebros responden al contacto físico delicado.

Los resultados mostraron que los bebés prematuros tenían una respuesta cerebral reducida al contacto físico en comparación de los bebés a término. Sin embargo, los prematuros en los Cuneros de Ciudados Intermedios tenían una respuesta cerebral más fuerte al tacto cuando pasaban más tiempo en contacto con sus padres o proveedores de atención médica.

Continue reading

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un bebé que es tímido?

¿Tu bebé es tímido? Para determinar la respuesta puedes preguntarte cómo describirías el temperamento de tu hijo. Con demasiada frecuencia, tendemos a confundir la timidez o la inhibición del comportamiento con la introversión (Weir, 2014). Aunque la respuesta a la interacción social de los niños tímidos e introvertidos puede parecer la misma, es muy diferente.

Según Koraly Pérez-Edgar, psicóloga del desarrollo de la Penn State University, los niños tímidos realmente quieren socializar con los demás, pero hacerlo es demasiado abrumador y difícil para ellos. Por otra parte, los niños introvertidos no están realmente interesados ​​en la interacción social, ya que prefieren pasar tiempo a solas. Entonces, ¿cómo puedes detectar si tu hijo es tímido? Pérez-Edgar menciona que los niños tímidos tienen esto en común: son tímidos y muestran una sonrisa tímida.

¿Desde cuándo puedes saber si tu hijo es tímido?

Según estudios longitudinales de Harvard y la Universidad de Maryland, se pueden observar signos de inhibición conductual o timidez antes del primer cumpleaños del bebé (Weir, 2014). Uno de estos signos es la sensibilidad a la novedad. Por ejemplo, los bebés reaccionan con signos de angustia cuando se les muestra un juguete musical nuevo. Posteriormente, esta sensibilidad a las cosas nuevas se canaliza en una sensibilidad a la novedad social (Weir, 2014). Esta es una de las razones por cuáles es más común que un niño tímido desarrolle ansiedad social, en comparación con un niño introvertido.

Continue reading