Impulsando el aprendizaje fuera del salón de clases

Cuando las vacaciones de verano llegan a su fin, los niños que no tuvieron acceso a oportunidades de crecimiento y desarrollo intelectual están en desventaja frente a aquellos niños que sí las tuvieron. Cabe mencionar que dichas habilidades no pueden ser recuperadas una vez que comienzan el año escolar y esta falta de oportunidades se acumula año tras año. Esto se suma a las disparidades educativas existentes en los diferentes grupos socioeconómicos, mismas que pueden ser observadas desde los 18 meses de edad.

Hay esfuerzos evidentes para solucionar esto. La mayoría se centran en la mejora de los sistemas educativos. Sin embargo, los niños solamente pasan alrededor del 20% de su tiempo dentro de las escuelas, lo que requiere una gama más amplia de soluciones.

El año pasado, se publicó un estudio relacionado a una intervención diseñada para apoyar las habilidades lingüísticas de los niños. Para dicha intervención, se planteó el objetivo de impulsar la interacción y diálogo entre padres e hijos en los lugares que visitan regularmente, como el supermercado. En dichos establecimientos, ubicados en zonas de nivel socio-económico medio, se integraron señalamientos que indicaban “preguntas para tu hijo”. En la parte de enfrente de un cartón de leche, por ejemplo, se leía: “Vengo de la vaca, ¿qué más viene de la vaca?”. Estos señalamientos lograron incrementar significativamente la cantidad y calidad de las conversaciones entre adultos y niños menores de 8 años. Continue reading

Indicadores del desarrollo: Aprendiendo a girar

¿Tu bebé ya tiene mayor control sobre su cabeza? Entonces, pronto estará listo para aprender a darse la vuelta. Este es un hito importante para tu bebé, ya que es su primer gran movimiento hecho por sí mismo. A medida que la fuerza en sus brazos, espalda y cuello aumente, tu hijo comenzará a descubrir nuevas formas de mover su cuerpo.

¿Cuándo comenzará mi bebé a girar por sí mismo?

Según la Academia Americana de Pediatría (AAP), los bebés deben ser capaces de rodar en ambas direcciones a los 7 meses. Sin embargo, alrededor de los 3 y 4 meses los bebés desarrollan la suficiente fuerza en la parte superior del cuerpo como para voltearse de su estómago a su espalda. Sin embargo, les tomará hasta los 5 o 6 meses poder voltearse de atrás hacia adelante, ya que necesitan más fuerza muscular en el cuello y en los brazos para hacer dicho movimiento.

Cuando tu bebé gire por primera vez esto será una sorpresa para ambos y tal vez tu pequeño se eche a llorar. No te preocupes, es completamente normal. Es una nueva experiencia para él, por lo que puede darle miedo al inicio, pero no te sorprendas si pronto se convierte en uno de sus trucos favoritos. Continue reading

Enseñando a nuestros hijos estrategias de afrontamiento

Los niños que desarrollan estrategias de afrontamiento positivas es más probable que se conviertan en adultos resilientes, pues aprenderán a manejar sus emociones y a reducir el estrés. Las estrategias de afrontamiento son lo que hacemos y pensamos para superar situaciones difíciles. Para los niños, las situaciones estresantes pueden presentarse cuando se despiden de sus padres o al interactuar con otros niños de su edad.

Ayudar a los niños a lidiar con este tipo de dificultades les dará las herramientas necesarias para poder afrontar los problemas que se les presenten en un futuro cuando sean adultos. Del mismo modo, ayuda a reducir el riesgo de problemas de salud mental.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

La psicóloga Erica Frydenberg de la Escuela de Graduados de Educación de Melbourne dice que los padres pueden ayudar a sus hijos desalentando las estrategias negativas y fomentando las positivas. Por ejemplo, los padres pueden desalentar el culparse a uno mismo, y fomentar y modelar el pedir ayuda y mantener la calma cuando se enfrentan a un problema.

Incitar a los niños a hablar con un adulto sobre sus problemas es particularmente eficaz, especialmente cuando se conduce al diálogo acerca de las estrategias de afrontamiento. Continue reading

¿Qué hago si mi bebé se cae?

No importa qué tan cuidadoso seas, algún día puede ocurrir una caída. Miras hacia otro lado por un segundo y tu bebé puede caerse del sofá, la cama o mesa de cambio y terminar en el suelo. Es fácil sentirse como el peor de los padres. Sin embargo, no estás solo. Cada año, tan solo en los Estados Unidos, 2.8 millones de niños van a la sala de emergencia por lesiones relacionadas con una caída.

Así que, si tu bebé se cae, mantén la calma. La mayoría de las caídas no son graves, pero debes conocer las señales de advertencia y saber qué hacer cuando esto sucede.

¿Qué síntomas debo vigilar?

  • Hinchazón
  • Sangrado significativo
  • Pérdida de conocimiento y/o ojos en blanco
  • Mareos / Niño somnoliento
  • Vómitos
  • Pérdida del equilibrio
  • Llanto prolongado (más de una hora)
  • Llanto cuando se toca el área afectada
  • Una pupila más grande que la otra
  • Tu bebé es inusualmente débil y/o no responde
  • No se puede despertar o es muy difícil despertarlo

Continue reading