Una parte súper importante de hacer tu relación a prueba de bebés es la división del trabajo. En caso de que aún no lo sepas, tener un bebé implica un montón de nuevas responsabilidades y tareas. Es lindo pensar que una puede sola con todo, pero la verdad es que muchas veces necesitamos ayuda. Cada tarea doméstica cuenta. Existen muchos estudios que establecen que el resentimiento entre la pareja, una vez que el bebé nace, es muy común.  Cuando algo tan simple como sacar la basura tiene el potencial de descarrilar la relación y crear un conflicto, una se da cuenta de lo importante que es establecer roles y responsabilidades en el hogar.

El resentimiento puede darse en las dos direcciones: tú puedes sentir que cargas con el peso del mundo sobre los hombros y que tu pareja no hace nada, y él puede sentir que lo dejas de lado y no le pides ayuda. Para disminuir las probabilidades de que esto suceda, escriban dos listas de tareas (una relacionada con el bebé y otra relacionada con las tareas domésticas). Sean tan específicos como puedan, incluso establezcan los días en que se deben llevar a cabo las cosas (por ejemplo, bañar al perro todos los sábados), y juntos decidan de qué se hará cargo cada quién.

No olvides decir ¡Gracias! y ¡Buen trabajo! Esos pequeños gestos y palabras de agradecimiento y aprecio harán que tu pareja se sienta más seguro de sí mismo al hacer una tarea y tal vez quiera involucrarse más y ayudarte en todo lo que pueda. También pueden planear un intercambio de roles, es decir, un día en que tu pareja se haga cargo del bebé. A excepción de cuando debas amamantarlo, tu pareja pasará todo el día con su hijo y fortalecerá su relación. Finalmente, agenden «juntas» mensuales para revisar cómo se han sentido, si hay algo que quieran cambiar en la manera en que manejan las cosas, y hagan los cambios pertinentes conforme su bebé crezca y sus necesidades cambien.

Tener un bebé es cosa de dos, y nadie conoce mejor su relación que tú, así que analiza con tu pareja diferentes escenarios y sus posibles soluciones y continúen fortaleciendo su relación antes de que llegue su pequeño.

Desarrollo del bebe en embarazo