Junto con el verano, llegan los días cálidos y soleados y se nos antoja pasar esos momentos chapoteando en una piscina. ¿Estás pensando en ir a nadar con tu pequeño? A continuación, te damos algunas pautas de seguridad en la piscina que puedes seguir para asegurarte de que sea una experiencia segura y amena para todos.

Medidas de seguridad en la piscina para niños

La mejor manera de mantener seguros a los niños alrededor de las piscinas es que un adulto que sepa nadar los supervise activamente en todo momento. Incluso si un salvavidas está supervisando el área, trata de vigilar a tus hijos. Además, trata de no distraerte demasiado para que, en caso de emergencia, puedas reaccionar rápidamente y ayudarlos. Para bebés y niños pequeños, un adulto debe estar a su lado en el agua en todo momento.

salud y bienestar de bebe

Si tienes una piscina en casa, se recomienda instalar una cerca o barrera que rodee el área de la piscina, evitando que los niños ingresen ahí por su cuenta. También puedes instalar una alarma desde la casa hasta la zona de la piscina para saber si tu pequeño quiere entrar. También es buena idea establecer algunas reglas básicas. La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda lo siguiente:

  • Cuando no haya nadie en la piscina, mantén los juguetes lejos de ella.
  • Las piscinas inflables deben vaciarse después de cada uso.
  • No permites el uso de juguetes para montar cerca de la piscina (bicicletas, triciclos, etc.).
  • Mantén los aparatos eléctricos alejados del área de la piscina.
  • No saltar o hacer clavados en aguas poco profundas.
  • No correr alrededor de la piscina.
  • No empujar a otros a la piscina o en el área alrededor de la piscina

Además, si hay juguetes en la piscina, como pelotas o flotadores, recuerda sacarlos una vez que tus hijos terminen de jugar, para evitar que intenten alcanzarlos sin tu supervisión. Y cuando vayan a nadar en familia, recuerda proteger a tus hijos con bloqueador solar.

Finalmente, para reforzar la seguridad en la piscina, la AAP recomienda lecciones de natación para niños mayores de cuatro años o niños de 1 a 4 años que estén listos para aprender. Los pequeños estarán preparados para aprender en diferentes etapas de su desarrollo individual. Considera la frecuencia de exposición al agua, la madurez emocional y el desarrollo físico para decidir si tu pequeño puede comenzar las lecciones de natación. Ten en cuenta que incluso después de que aprenden a nadar, los niños pequeños siempre deben ser supervisados ​​dentro o alrededor de una piscina.