Cuando se habla de una infección urinaria, ésta puede ser desde una infección en los riñones, hasta una infección en la vejiga. Algunas infecciones de orina, como la infección en los riñones, puede ser grave durante el embarazo, por lo que se debe detectar y tratar a tiempo. Los exámenes de orina pueden detectar cada una de estas infecciones, por eso es importante realizarlos desde el principio del embarazo.

Desarrollo del bebe en embarazo

Tipos de infecciones urinarias:

• La infección de vejiga o cistitis, la cual es muy común entre mujeres jóvenes que están sexualmente activas
La infección en las vías urinarias no suelen se graves, algunos de los sintomas son ardor al urinar, dolor o presión en el abdomen bajo, un olor extraño en la orina. Aunque no suelen ser graves, si no son tratadas se pueden convertir en un infección en los riñones, poniendo en riesgo a las mujeres embarazadas. Por lo tanto, si sientes calentura o escalofríos consulta con tu médico, ya que podría ser un signo de una infección en los riñones.
• La infección en los riñones suele ser común durante el embarazo. Esta infección puede ser grave, ya que aumenta el riesgo de que el bebe nazca prematuro o con bajo peso. Además, la infección puede extenderse a la corriente sanguínea y afectar la salud de la madre

Las infecciones urinarias presentan más o menos los mismos síntomas: necesidad de orinar repetidamente, dolor al tener relaciones sexuales, ardor al orinar y dolor en la parte inferior del vientre. Sin embargo, algunos síntomas que diferencian a la infección en los riñones son los siguientes: el vómito, las náuseas, el dolor en la espalda baja y la fiebre alta. Es importante consultar a tu médico en caso de presentar los síntomas de infección urinaria, especialmente durante el embarazo.