¡Un niño pequeño es la definición de alguien que aprende rápido! Con tan solo 12 meses, los pequeños se dedican a absorber tanta información como les sea posible sobre el mundo que los rodea y los objetos que hay en él.

Gracias a toda la información que los niños registraron durante sus primeros dos años de vida, cuando tienen 3 o 4 años ya están preparados para entender que los objetos cumplen funciones específicas y que hay maneras de usarlos apropiadamente. Fuiste testigo de eso cuando tu hija comenzó a comer sola usando su tenedor o cuando empezó a jugar con juguetes mecánicos y comprendió para qué servían los botones, las palancas y las partes móviles. Cuando tu pequeña usa objetos con una intención en mente, esto es un indicador de que se están sentando las bases para su futuro entendimiento de las causas y efectos.

Investigadores del Laboratorio de Desarrollo Cognitivo de la Universidad de California en San Diego descubrieron que, entre los 3 y los 5 años de edad, los niños adquieren la capacidad de entender el concepto abstracto de «función», aprenden que cada objeto se define por su uso, y que un mismo objeto puede usarse con diferentes propósitos. Esta edad marca un importante punto para el desarrollo cognitivo del niño y para su aprendizaje sobre el funcionamiento del mundo.

desarrollo de tu bebe

Usa estas ideas como guía para animar a tu hija a usar intencionalmente algunos objetos y resolver problemas simples:

  • Anímala a jugar con juguetes mecánicos o con las partes móviles del área de juegos.
  • Armen rompecabezas simples o rompecabezas con piezas de clavijas.
  • Señálale los botones y palancas en objetos de su vida diaria. Por ejemplo, acércala a la puerta de la alacena y pregúntale «¿Cómo se abre la puerta para sacar las galletas?».