Un estudio de la Universidad de Sidney y de la Universidad Nacional Australiana reveló que el desarrollo lingüístico de los niños está vinculado con la habilidad de reconocer patrones en su entorno. En otras palabras, los niños que son buenos identificando patrones visuales tienen un mejor entendimiento de la gramática.

Estudiaron a 68 niños de entre 6 y 8 años de edad y los evaluaron en dos tareas diferentes: conocimiento gramatical y aprendizaje de patrones visuales. Los investigadores descubrieron que había una conexión relevante entre los niños que habían podido identificar más secuencias de caricaturas en una computadora y los que habían sacado los mejores resultados en la prueba de gramática.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Esto demuestra que los niños tienen una capacidad de aprendizaje impresionante. Incluso sin ser conscientes de ello, sus cerebros absorben y calculan continuamente patrones y estadísticas. En el caso del desarrollo del lenguaje, analizan qué palabras suelen seguir a otras, en qué contexto se usan, etc. Este estudio es importante porque sienta las bases para entender que el desarrollo lingüístico y gramatical es una habilidad adquirida y no algo con lo que nacemos. Eso explica por qué los niños adquieren el lenguaje a diferentes ritmos.

Hay muchas actividades simples que puedes hacer en casa para ayudar a tu pequeño a aprender a identificar patrones todos los días. Por ejemplo, cuando lo vistas, hazle notar los patrones de su ropa: «¡Hoy estás usando ropa de rayas!». También pueden crear secuencias cuando estén caminando: «Paso. Paso. Alto. Paso. Paso. Alto». Ayuda a tu hijo a crear sus propios patrones usando materiales diferentes como plastilina, crayones o incluso cereal.

Estamos rodeados de patrones. ¡Acostúmbrate a señalárselos a tu hijo y pronto verás que comienza a encontrarlos por sí mismo! Esto estimulará su desarrollo lingüístico.