¿Qué es la mano dominante o la lateralidad?

De acuerdo con el Royal Children’s Hospital (Hospital Infantil Real), la preferencia de una mano, la lateralidad o dominio son términos que se usan para describir la inclinación espontánea de un niño para usar una mano, más que otra, al momento de realizar alguna actividad motriz.

¡Esto no significa que una sola mano hace todo el trabajo mientras la otra queda en segundo plano! La mano no dominante juega un papel igual de importante, ya que ayuda en la tarea realizada apoyando o estabilizando los objetos. Como puedes imaginar, para lograrlo se necesita tener la capacidad de hacer cosas de forma independiente, pero coordinada, con ambas manos. De hecho, muchos investigadores han encontrado que es necesario desarrollar el dominio de una mano para poder alcanzar la coordinación asimétrica bilateral, como lo llaman los pediatras.

Siguiendo el tema de la lateralidad y las habilidades manuales, en 2010 un grupo de investigadores en Medicina del Colegio Baylor publicaron un artículo en el Journal of Hand Therapy (Revista sobre terapia de la mano). Sus descubrimientos sugieren que la buena destreza con la mano dominante predice buenos resultados en los exámenes de destreza cuando se usa la mano no dominante. También encontraron que existe una relación entre la fuerza muscular de la mano y la destreza funcional, o qué tan bien se pueden realizar tareas que necesitan de movimientos manuales precisos y complicados.

Aunque estemos acostumbrados a la lateralidad y al hecho de preferir una mano sobre la otra al momento de escribir o realizar alguna actividad manual, establecer si se es diestro o zurdo es un proceso muy complejo. En los niños, esto comienza a desarrollarse en etapas muy tempranas del desarrollo neuronal y se hace visible entre los 2 y 4 años de edad cuando los pequeños tienen suficiente motricidad fina y gruesa para usar crayones, tijeras u otras herramientas. Si quieres estimular la lateralidad de tu hija, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas recomiendan que cuando le des algún objeto, lo coloques centrado frente a su cuerpo de manera que su cerebro tenga que hacer un esfuerzo consciente para seleccionar la mano que debe alcanzar y tomar el objeto en cuestión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>