Desde que tu bebé adquirió más movilidad, todo lo que lo rodea será un mundo nuevo por explorar. Por eso, tomar medidas de seguridad en casa se convertirá en tu nueva prioridad.

Tu pequeño se acercará a los objetos que le llamen la atención, y estos no siempre serán seguros. También comenzará a ponerse de pie apoyándose en una mesa pequeña o una silla y, naturalmente, los pequeños tropiezos y caídas serán frecuentes durante este período. No te preocupes, la distancia entre tu bebé y el suelo es bastante pequeña.

salud y bienestar de bebe

Cuando los bebés se caen, tienden a ver nuestra reacción antes de decidir cómo reaccionar ellos mismos. Los pequeños buscan constantemente la guía de adultos en quienes confían antes de tratar nuevas experiencias. Teniendo esto en mente, enséñale a tu bebé que un pequeño tropiezo no debe impedirle explorar su entorno. Si a pesar de tu reacción tranquila tu pequeño llora, no dudes en consolarlo y ofrecerle palabras de aliento para que aprenda que, a pesar del pequeño contratiempo, debe seguir adelante.

Medidas de seguridad en casa para evitar que tu pequeño explorador sufra alguna caída

  • Mantén el piso libre de juguetes, zapatos o cosas con las que se pueda tropezar tu hijo.
  • Cubre las esquinas de los muebles con almohadillas protectoras para que tu pequeño no se lastime con ellas.
  • Mantén sillas, camas o cualquier otro mueble lejos de las ventanas para evitar que tu hijo los escale.
  • Instala pasamanos en la escalera para mantener seguro a tu bebé.
  • Gatea por la habitación, observa el lugar desde el punto de vista de tu bebé y verifica que no hayas olvidado nada.

Casa a prueba de bebés

A pesar de saber que las caídas son muy comunes, no olvides acondicionar tu casa a prueba de bebés para evitar otro tipo de accidentes. A continuación, te ofrecemos algunos consejos generales:

  • No dejes objetos en las mesas al alcance de tu bebé, especialmente adornos de vidrio.
  • Mantén artículos de limpieza y medicamentos fuera de su alcance.
  • No dejes cables sueltos por ahí.
  • Asegúrate de que no haya ningún objeto pequeño en el suelo porque terminará en su boca.
  • Cierra las puertas del baño y el acceso a la cocina.
  • Cubre todos los enchufes eléctricos, a los niños les encantan.
  • Supervisa constantemente a tu bebé y nunca lo dejes solo.

Con estas recomendaciones, tu bebé estará listo para explorar libremente y aprender que un pequeño tropiezo no debería detenerlo. ¡Felices exploraciones!