Por un lado, se recomienda que las mujeres embarazadas consuman alimentos ricos en omega-3, mientras que al mismo tiempo se menciona el riesgo que puede causar el consumo de alimentos con altos niveles de mercurio. Entonces, la pregunta es ¿debo comer pescado y mariscos o limitar su consumo durante el embarazo?

Según la Administración Estadounidense de Fármacos y Alimentos (FDA), una mujer embarazada debe consumir entre 8 y 12 onzas de pescado cada semana, ya que éste contiene una variedad de nutrientes incluyendo: vitaminas, minerales, proteínas y ácidos grasos omega-3. Estos nutrientes son necesarios para el sano desarrollo del cerebro de tu bebé. Sin embargo, algunos animales del mar contienen altos niveles de mercurio que pueden afectar al desarrollo de tu bebé. Lo importante es saber diferenciar entre los alimentos que contienen mercurio y los que no.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

¿Por qué debo tener cuidado al escoger el tipo de pescado?
Se ha encontrado que los alimentos con niveles altos de mercurio o contaminantes están relacionados al retraso en el desarrollo de los bebés expuestos a este metal. Además, los pescados y mariscos crudos se deben evitar por completo, ya que pueden contener alguna bacteria que afecte tu salud o la de tu bebé. Por ello, es importante prestar atención al consumo de pescados y mariscos durante embarazo.

Estos son algunos de los pescados y mariscos que puedes consumir debido a su fuente alta de nutrientes y bajo nivel de mercurio:
• Caballa
• Almejas
• Abadejo
• Salmón salvaje
• Ostras
• Cangrejo
• Trucha
• Tilapia
• Calamares
¡Recuerda no consumir ningún pescado ni marisco crudo y no consumir una cantidad mayor a 12 onzas por semana!