El parto en casa se realiza de forma natural y en tu hogar, pero hay algunos factores que deben tenerse en cuenta para asegurarte de que todo saldrá bien.

El momento del parto despierta innumerables dudas. Es una ocasión especial y única, y muchas madres sueñan con tener a sus hijos en un ambiente familiar y en sus hogares. Pero, ¿es esta realmente la mejor opción? ¿Qué cuidados se deben tener?

Aunque es posible dar a luz en casa, es necesario evaluar algunos factores para que esto se haga de manera segura. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alentado la reducción de algunas intervenciones médicas prescindibles y esta orientación ha aumentado la demanda de partos domiciliarios.

Pero, ¿es recomendable que el parto se realice en casa? ¡Conoce algunos aspectos que deben tenerse en cuenta al hacer esta elección!

Evaluación de un médico

Para saber si no corres riesgo al tener el parto en casa, necesitas que el equipo médico que acompaña tu atención prenatal te realice una evaluación exhaustiva. Durante el período prenatal se atiende a las madres y se observa de cerca la evolución del embarazo para que se gestionen los riesgos.

Hay casos en los que pueden ocurrir complicaciones, pero otras mujeres no tienen embarazos de riesgo y son completamente capaces de dar a luz sin la ayuda de intervenciones médicas. Por ello, sólo tu médico puede valorar si es factible realizar un parto fuera del ámbito hospitalario. ¿Has hablado con él o ella sobre esta posibilidad?

Seguimiento de profesionales capacitados – parto en casa

Si no existen riesgos para ti y el bebé, el parto se puede realizar en un entorno familiar con el apoyo de profesionales capacitados. Estos te asesorarán en la conducción y los cuidados que debes tener tú y la familia en este momento tan esperado. La OMS recomienda consultar a médicos, enfermeras obstétricas y parteras para este momento.

Desarrollo del bebe en embarazo

El parto en casa puede ser ventajoso para ti porque te encuentras en un ambiente íntimo y acogedor, acompañada de tus seres queridos y pudiendo tener el control del proceso. Tú eliges la posición en la que permanecerás y el tiempo de dilatación no tiene porqué acelerarse con hormonas sintéticas.

La práctica es muy diferente a la hospitalaria, en la que se suele acostar a la mujer y, si no hay dilatación de un centímetro por hora, se aplica oxitocina para acelerar el trabajo de parto.

Espacio adecuado

El entorno debe tener espacio para que puedas moverte según tus necesidades y buscar posiciones que alivien el dolor. Además, debe ser un lugar adecuado y privado para que te sientas segura. Según la OMS, lo fundamental es tener acceso a agua limpia y caliente, paños y toallas calientes y un kit de parto.

Existe la posibilidad de que el parto se realice dentro del agua, usando bañeras o algo similar, pero su viabilidad también debe ser evaluada por los profesionales responsables. Se recomienda tener un medio de transporte rápido a la mano en caso de cualquier complicación.

Son muchos los factores que deben tenerse en cuenta al considerar las mejores condiciones para dar a luz. Para algunas mujeres, es posible elegir el parto en casa y esta puede ser una opción segura y viable si se siguen las indicaciones necesarias.

Sin embargo, para las madres con embarazos de alto riesgo, no se aconseja el parto en casa, y lo ideal es que recurran al ambiente hospitalario para que estén protegidas y atendidas en un lugar con más recursos para posibles intervenciones.

¿Y tú? ¿En qué grupo encajas? ¿Pudiste elegir un parto en casa? ¡Deja tu comentario e intercambia ideas con otras mamás!