Estimulando la resolución de problemas de tu hijo a través de los gestos

En un artículo anterior hablamos sobre que tu pequeño comenzará a comunicarse con gestos a partir de los 5 meses y cómo es que los diferentes tipos de gestos impactan sobre su proceso de aprendizaje. También ya hemos mencionado el descubrimiento de que los niños de preescolar usan los gestos para entender mejor las situaciones y que esto se correlaciona con su eficacia al momento de realizar alguna tarea. Ahora hablaremos brevemente sobre cómo los gestos estimulan las habilidades de resolución de problemas.

Por esta época, notarás que tu hijo comienza a comprender conceptos simples como la diferencia entre las cosas grandes y pequeñas. Conforme sigas estimulando su desarrollo cognitivo, verás que empieza a entender los números, las posiciones espaciales y crea representaciones mentales de los objetos. Incluso verás que comprende más palabras de las que puede decir. Se ha demostrado que, para expresar su comprensión sobre algo, tanto los adultos como los niños primero se comunican a través de gestos y luego con palabras, sobre todo cuando se trata de un aprendizaje nuevo.

Continue reading

¿Cómo es que los gestos impactan el aprendizaje?

Anteriormente, hablamos sobre la importancia de los gestos para el desarrollo lingüístico de los niños. En este artículo señalaremos los diferentes tipos de gesto que se han investigado y sus efectos en el proceso de aprendizaje de los pequeños.

Tu bebé comenzó a comunicarse con gestos desde que cumplió 5 meses. Con ello te mostraba lo que le gustaba y lo que no, además de que analizaba constantemente tus gesticulaciones y voz. La habilidad para comunicarse con gestos y aprender a través de ellos no es algo que tu hija vaya a dejar de hacer después de los 2 años cuando comience a pronunciar palabras comprensibles. Los adultos también usamos gestos para representar y complementar nuestras palabras; de eso modo la otra persona entiende de forma más completa lo que decimos. Incluso hay investigaciones que muestran que los adultos prestan más atención a los gestos del emisor que a su discurso.

Continue reading

Una línea del tiempo del proceso de habla de tu hija

Durante los primeros años te sorprenderá ver cómo es que tu hija pasa del balbuceo a participar en conversaciones. Hemos armado una línea del tiempo para explicarte el proceso de desarrollo lingüístico de tu pequeña durante esta etapa. Esto te dará una idea general de su progreso. Recuerda que cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Es normal que tu hija alcance cada etapa antes o después del rango de meses sugerido.

Continue reading

Enseñando conceptos numéricos

Los niños pequeños aprenden conceptos matemáticos gracias a las experiencias de juego que tienen todos los días. Al principio, mientras tu bebé aprende a bailar al ritmo de una canción, puedes introducir números en las canciones o las rimas. También puedes contar un par de objetos y repetirle la secuencia: “¿Cuántas pelotas hay? Una, dos. Hay dos pelotas”.

Alrededor del segundo año, tu hija comenzará a aprenderse las diferentes partes de cuerpo y sus funciones. Esta será la oportunidad perfecta para introducir los números. “¿Cuántas manos tenemos?”, “¿Tenemos una o dos orejas?”. Al principio, ella etiquetará cualquier conjunto de cosas con la palabra “dos” y te dirá que las manos tienen dos dedos. Con la práctica ampliará su comprensión y le asignará la etiqueta correcta a las cosas. También comenzará a identificar la diferencia entre uno, dos y muchos.

Continue reading

Mano dominante y habilidades lingüísticas

Anteriormente, explicamos el desarrollo de la motricidad de tu hijo durante sus primeros años. En esta etapa comenzarás a preguntarte con qué mano aprenderá a escribir. La preferencia o domino de una mano depende de complejos procesos de desarrollo que comienzan antes del nacimiento y se extienden durante la infancia temprana. El dominio de una mano suele definirse entre los 2 y 4 años. Sin embargo, como cada niño se desarrolla a su ritmo, habrá quienes muestren esta preferencia antes o después de este rango de edad.

Continue reading

Músculos grandes y pequeños

El desarrollo físico de tu hijo se divide en las habilidades de motricidad gruesa y motricidad fina. La primera trabaja con los músculos grandes para realizar movimientos amplios como correr, escalar o saltar. La motricidad fina, por otro lado, trabaja con músculos pequeños en movimientos precisos; manipular objetos, colorear o recortar son actividades que promueven esta habilidad.

Los hitos de desarrollo físicos son fáciles de observar cuando tu pequeño comienza a gatear, dibujar o caminar; pero desde que nació ha estado trabajando para alcanzar nuevos hitos motrices. Sus músculos grandes son los que le permiten sostener la cabeza, sentarse, rodar o gatear por todos lados. Conforme gane control sobre sus brazos será capaz de usar músculos más pequeños para alcanzar objetos, manipular juguetes pequeños y, más tarde, sostener un crayón.

Continue reading

Manipulación de objetos: Aprendiendo cómo funciona el mundo PARTE 2

En la primera parte de este artículo hablamos sobre la importancia de la manipulación de objetos y sobre cómo estimular esa habilidad. Conforme le des más oportunidades a tu hijo para conocer el mundo y aprender cómo funcionan las cosas, también estarás fomentando la adquisición de nuevas habilidades que son relevantes para otras áreas del desarrollo, sobre todo las relacionadas con el lenguaje, las interacciones sociales y la comunicación.

Estudios muestran que la manipulación de objetos con movimientos como alcanzar y tomar establecen las bases para el desarrollo futuro de habilidades lingüísticas, comunicativas y gestuales. Morder objetos durante la etapa de vocalización se ha asociado con una mayor variedad de sonidos de consonantes. También existe una correlación positiva entre la manipulación de objetos, como golpear o apretar, en bebés de 4 meses y sus habilidades lingüísticas a los 12 meses. Los investigadores creen que si el niño explora y manipula objetos regularmente, tendrá más oportunidades de extraer información sobre las categorías a las que pertenece ese objeto; algo esencial para el desarrollo del léxico.

Continue reading

¿Por qué mi hijo es tímido?

Todos sabemos que cada persona tiene una personalidad diferente. Hay quienes son muy sociables, mientras que otros son más tímidos. ¡Incluso podemos notar estas cualidades en niños pequeños y bebés! Pero ¿qué es lo que hace que un niño sea inhibido?

Por supuesto, el temperamento juega un rol importante. Este es la parte innata de la personalidad de las personas, es algo aparente y no cambia mucho a lo largo de la vida. Por lo tanto, el temperamento de alguien lo puede predisponer a ser tímido y a evitar situaciones sociales. Sin embargo, no todo está escrito sobre piedra y el temperamento puede modificarse un poco gracias a experiencias e interacciones, sobre todo durante los primeros años de vida.

Continue reading

Manipulación de objetos: Aprendiendo cómo funciona el mundo PARTE 1

Cuando tu pequeño conquiste nuevos hitos de desarrollo, aprenderá cómo manipular objetos. Las habilidades de manipulación significan que se usa un objeto para completar una tarea. Es un hito importante para el desarrollo de tu hijo, puesto que a través del juego funcional y de sus experiencias podrá experimentar y entender cómo funciona el mundo.

Durante sus primeras etapas, verás que tu bebé muestra sus habilidades de manipulación cuando toma una sonaja. Más tarde aprenderá cómo recoger bloques de juguete con la palma de la mano y separar los dedos para rotarlo o apilarlo. Se volverá tan bueno construyendo cosas que comenzará a tomar objetos cada vez más pequeños. Conforme tu hijo domine el agarre de pinza, verás que recoge cosas usando solo su pulgar e índice, y adora hacer manualidades. Se volverá un experto manipulando objetos y adquirirá habilidades bilaterales para usar ambas manos en tareas diferentes. Por ejemplo, al recortar, una mano usará las tijeras mientras la otra sostiene el papel.

Continue reading

Motricidad fina: el arte de garabatear y escribir PARTE 2

Como ya mencionamos en la primera parte, el garabateo es una de las primeras etapas por las que pasa tu pequeña cuando aprende sobre el lenguaje y la escritura. Lo que comenzó como un movimiento amplio y aleatorio con el brazo se ha convertido en un trazo fino de figuras y objetos. Alrededor de los 34 meses tu hija comenzará a sostener los crayones de forma más madura y descubrirá cuál es el agarre de lápiz más cómodo para ella. Comenzará a planear con antelación lo que dibujará y le encantará copiar y trazar formas usando diferentes materiales y colores específicos. Conforme amplíe su horizonte de experiencias, comenzará a aprender más sobre las partes del lenguaje escrito.

Continue reading