Por lo general, los piquetes de insectos causan una reacción cutánea inmediata y aparece una roncha roja y dolorosa en el área afectada. Cuando una avispa o abeja pica la piel, inyecta un veneno en la misma. El dolor es molesto, pero la mayoría de las picaduras de estos insectos pueden ser tratadas en casa, con excepción de una reacción alérgica no esperada. A continuación, te presentamos diversos tipos de tratamiento.

Alergias

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Para empezar, es muy importante saber que algunos niños tienen reacciones alérgicas a los piquetes de las abejas o avispas. Contacta inmediatamente a tu médico o centro de emergencias médicas si:

  • Tu hijo no puede respirar o tragar (habla a emergencias).
  • Comienza a llenarse de ronchas.
  • Tiene 10 o más piquetes.
  • La abeja o avispa le picó dentro de la boca.
  • Crees que tu pequeño requiere revisión.

Tratamiento en casa

  • Revisa que tu pequeño no tenga un punto negro en la herida; si lo tiene, significa que aún tiene el aguijón dentro de la piel. Para removerlo, simplemente sácalo usando tus dedos o unas pinzas de ceja. Ten cuidado de no reventar el saco de veneno que se encuentra al final del aguijón, ya que, si se rompe, podrá liberar aún más veneno. Si al sacar el aguijón, notas que quedan algunos fragmentos dentro de la piel, no te preocupes, saldrán solos.
  • El siguiente paso consiste en limpiar el área afectada con agua y jabón.
  • Después, aplica una pasta de bicarbonato de sodio con agua sobre el piquete durante 20 minutos.
  • Si el dolor persiste, puedes aplicar hielo envuelto en un trapo en el área de la picadura durante 10 minutos.
  • Finalmente, si tu doctor te ha indicado que tu pequeño puede tomar ibuprofeno, dale una dosis de este medicamento para reducir el dolor e inflamación.

Prevención

  • Enséñale a tu pequeño a detectar panales de abejas y avispas; indícale que no debe acercarse a ellos.
  • Vístelo con ropa protectora en zonas donde sabes que hay avispas y abejas.
  • Asegúrate de que tu pequeño utilice calzado cuando juegue afuera.