«Digamos que quieres cultivar un huerto. Preparas la tierra, plantas las semillas y las riegas. Te detienes a admirar tu trabajo con orgullo. Ahora parece que todo está listo para que crezcan tus verduras. Pero qué pasa si no atiendes el huerto durante un par de meses y vuelves pensando “Estoy lista para recoger unos tomates”. ¿Con qué te vas a encontrar? Con un montón de plantas secas.» Bento Leal escribió esto como analogía de una relación. Dice que cuando das las cosas por sentado, la relación puede desmoronarse.

El embarazo es el momento en el que tu cuerpo se nutre y se prepara para recibir a tu bebé. También es un momento que puedes aprovechar para preparar tu relación para lo que viene.

Convertirte en mamá es un gran cambio. Probablemente estés más cansada de lo normal y te invadan un montón de emociones diferentes todos los días. Tal vez cuando tu pareja busque un momento de intimidad tú solo pienses en dormir. Algunas veces es más sencillo evitar una conversación incómoda, ignorar el problema y dejarlo pasar. El problema es cuando esto se vuelve la regla y no la excepción.

Lo mejor que puedes hacer por tu familia es asegurarte de atacar los problemas desde la raíz. No evites el tema y enfréntalo directamente. Cuando surja la oportunidad de hablar sobre algo importante, trata de seguir estos consejos para asegurarte de decir lo que necesitas decir y que quien te esté escuchando te entienda perfectamente:
1. Organiza tus ideas antes de hablar. No digas lo primero que te viene a la mente en el calor del momento.
2. El respeto es clave. Escoge bien tus palabras, tu tono de voz y tu lenguaje corporal.
3. Sé clara sobre lo que quieres o necesitas. No dejes espacios en blanco para que la otra persona los llene. Nadie puede leer tu mente y saber qué es lo que esperas de ellos.
4. Detente y escucha. Entre una idea y otra, dale tiempo a tu pareja para que reaccione y te responda.

Surgirán desacuerdos entre tú y tu pareja sobre cómo quieren criar a su hijo. Por eso es importante que practiquen sus competencias comunicativas y creen un ambiente de apoyo mutuo en el que enfrenten y resuelvan juntos los problemas.

Desarrollo del bebe en embarazo