Si alguna vez te has fijado en cómo una niña pequeña interactúa espontáneamente con lo que la rodea, habrás notado que estudia las actividades y objetos cotidianos con la curiosidad de un científico de postdoctorado. Ya sea en la cocina o en el área de juegos, intuitivamente los niños observan las cosas con atención, prueban ideas, hacen preguntas creativas e inventan cosas.

¿Qué puedes hacer para fomentar la inclinación natural de tu hija por descubrir cosas nuevas? Aquí hay una lista de actividades sencillas y divertidas que motivarán a tu pequeña a explorar el mundo en el que está creciendo:

descarga_kineduPowered by Rock Convert
  • Clasifiquen. Organicen objetos de la vida cotidiana por categorías. Por ejemplo, frutas con piel comestible y frutas que deben pelarse.
  • Exploren el magnetismo jugando con imanes en el refrigerador. ¿Qué atrae al imán y qué no?
  • Jueguen con su sombra. Pueden interactuar con sus sombras de muchas maneras y ver qué pasa. Por ejemplo, traten de pisarla, vean cómo crece o cambia de forma, cómo se relaciona con la luz o el sol.
  • Hagan un show de sombras en la noche usando sus manos.

  • Exploren el movimiento y la gravedad. ¿Qué cosas pueden rodar? Usen botellas, piedras, manzanas, libros, hojas, etc.
  • Observen el clima por la ventana. Midan la cantidad de lluvia en un frasco que dejen a la intemperie. Antes del desayuno dense el tiempo de observar el clima y hablen sobre causa-efecto entre lo que ven afuera y la ropa que deben ponerse para ese día.
  • Estudien objetos pequeños o los detalles de algo con una lupa de plástico.
  • Hagan un comedero para pájaros cubriendo una piña de pino con crema de cacahuate o miel y recubriéndola con semillas. Observen a los pájaros mientras comen.
  • Observen a algún animal volver a su casa. Por ejemplo, ¿a dónde van los pájaros? ¿A un arbusto o a un árbol muy alto? Sigan el camino de las hormigas a su hormiguero. Hablen sobre las similitudes entre su casa y las de diferentes animales.
  • Ordenen objetos. Primero de pequeño a grande y después, con un mayor grado de dificultad, de más grande a más pequeño.
  • Observen las nubes. Acuéstense en el suelo y observen sus formas y los diferentes tipos de nubes. ¿Todas se parecen en forma, tamaño y color?
  • Sequen flores dentro de libros.
  • Hagan impresiones de diferentes hojas y plantas.
  • Pinten piedras para hacer pisapapeles, pregúntale a tu hija qué tipo de piedras son más fáciles de pintar.

 

Si te interesa consultar más ideas sobre este tema, visita el siguiente enlace: