Quizás notaste que durante el primer mes de vida, tu bebé pasaba la mayor parte del tiempo durmiendo o comiendo. Esto es totalmente normal, sin embargo, conforme pase el tiempo, verás que tu bebé está más alerta.

Los períodos se vigilia se harán más largos y, por lo tanto, habrá cambios en su comportamiento, principalmente en su capacidad para prestar atención y comunicarse con las personas a su alrededor.

Durante el primer mes de vida, el medio de comunicación más eficiente de tu bebé es el llanto. Sin embargo, hacia el segundo mes, notarás que tu pequeño comenzará a hacer uso de otros medios para comunicarte cómo se siente y qué le llama la atención. Por ejemplo, al dirigir la mirada o escuchar algún estímulo presente. En ocasiones pudiera parecer que te escucha cuando hablas debido a que su capacidad para reconocer algunos sonidos y voces familiares está desarrollándose. También, tal vez te mire cada vez que lo sostienes y, ocasionalmente, se mueva para responder a los estímulos que le parecen interesantes.

Después del primer mes, tu bebé se volverá cada vez más receptivo y estará más alerta que antes. Su capacidad de atención aumentará más y sentirá una predilección por los rostros y voces humanas. Además, podrá observar objetos a 20 o 30 centímetros de distancia, principalmente aquellos que son coloridos, brillantes o que producen sonidos. También comenzará a buscar los sonidos que escuche moviendo su cabeza en la dirección de dónde provengan.
Además, a partir de esta edad, tu bebé te sorprenderá con varias sonrisas y gestos enternecedores. Pero también intentará comunicarte cuando se aburra, este molesto o pierda el interés por alguna actividad.

Powered by Rock Convert

Este es un excelente período para interactuar cada vez más con tu pequeño. El incremento de su capacidad de atención te permitirá realizar más actividades y notar mejor cómo responde. Esto será fundamental para el desarrollo de nuevas habilidades. De ahora en adelante, serás el foco de atención de tu pequeño, lo cual te dará la oportunidad de fortalecer las interacciones de calidad que tienes con él.

Por último, recuerda que el desarrollo de tu bebé no necesariamente irá a la par con el de otros niños; en ocasiones pueden tardar un poco más de tiempo o ir un paso adelante. Estas nuevas habilidades se pueden presentar un poco antes o un poco después de los meses establecidos en este artículo. Sin embargo, no olvides estimular a tu pequeño para favorecer su desarrollo. Lo más importante es que aprenda a su propio ritmo y siga avanzando.

Referencias: