La dinámica familiar que habías tenido hasta ahora probablemente haya sufrido un giro de 180º estos últimos meses. Un bebé casi siempre tiene un impacto (sobre todo al principio) en la relación con tu pareja. Si son papás primerizos la transición de la luna de miel a la época de cambiar pañales puede ser difícil. Si ya han pasado por esto antes, saben mejor que nadie que traer al mundo a una nueva personita (por muy pequeña que sea) removerá inevitable las cosas entre ustedes dos. Preparar tu relación para este gran cambio será tan importante como preparar la llegada de tu hija. Tal vez se molesten entre ustedes con más frecuencia o prefieran dormir en vez de pasar tiempo de calidad o intimar. Con horarios tan caóticos, las pequeñas cosas son las que se olvidan primero.

El libro de Gary Chapman, Cinco lenguajes de amor, se hizo popular hace varios años y establece que todas las personas «hablan» diferentes lenguajes de amor. Cada uno de nosotros expresa y percibe el amor de los demás de manera diferente. Lo que la teoría quiere es que las parejas aprendan qué lenguaje habla cada uno y que ajusten el tipo de gestos que hacen para sus seres queridos.

Según el autor, existen cinco maneras en que las personas expresan y perciben el amor:
• Tiempo de calidad: te sientes querida cuando tu pareja te dedica su completa atención (una comida sin usar el celular).
• Ser servicial: valoras los pequeños gestos que tu pareja hace por ti (como poner la ropa a lavar o cocinarte algo que te gusta).
• Palabras de afirmación: expresas o sientes amor a través de cumplidos y palabras de aprecio.
• Regalos: te sientes querida cuando tu pareja piensa en ti y te trae algo (el regalo es algo simbólico, un recordatorio de que se acordó de ti ese día; lo importante es el gesto, no el precio).
• Contacto físico: te sientes querida cuando te toma de la mano, te abraza o te toca cuando llega al cuarto.

Entre más pronto descubras qué lenguaje hablas y cuál habla tu pareja, más pronto podrán fortalecer el vínculo que los une. Tal vez a tu pareja le guste recibir cumplidos más que el que seas servicial con él. Trata de incluir ese lenguaje de amor en tus acciones y ve cómo la relación entre ambos se fortalece y está mejor preparada para recibir a su bebé.

Powered by Rock Convert