Durante mucho tiempo se ha creído que algunos de los alimentos que come la madre le provocan gases a su bebé. Sin embargo, no hay evidencia suficiente para comprobar que esto sea totalmente cierto.

No necesariamente porque un alimento te cause gases, significa que tu bebé también los tendrá. Esto se debe a que no todo alimento pasa a través de la leche materna. Por lo tanto, no hay una lista de alimentos que no debas ingerir durante el proceso de lactancia. Es más importante entender que cada bebé es diferente y que debes descubrir qué alimentos afectan a tu pequeño para así evitarlos. Tal vez que lo que le afecte a un bebé no necesariamente afecte al tuyo.

Una manera fácil de identificar los irritantes es prestar atención a la correlación entre los gases de tu bebé y los alimentos que consumiste. Si notas una relación, entonces puedes intentar evitarlos. Tampoco será necesario que disminuyas drásticamente la variedad en tus comidas. Solo recuerda que es muy importante estar en sintonía con tu bebé y observar cuidadosamente qué puede estarle causando los gases.

Por otro lado, tu dieta no necesariamente es la causa de los gases de tu bebé. Como su sistema digestivo aún es muy joven y está madurando, pueden existir otras causas detrás de esto.

amamantar y alimentacion de bebePowered by Rock Convert

Las causas más comunes de los gases son:

  • Ingesta de grandes cantidades de leche en poco tiempo: Los gases son provocados porque el sistema digestivo de tu pequeño todavía no está totalmente desarrollado.
  • Inhalación de aire: Tragar grandes cantidades de aire puede generar gases en nuestros pequeños. El ejemplo más común es el llanto. Cuando tu pequeño llora, inhala mucho aire y esto puede llegar a causarle gases.
  • Estreñimiento: Esto no es algo común en bebés pequeños, sino que suele presentarse hasta que los pequeños comienzan a comer sólidos. Los bebés que están siendo alimentados con fórmula suelen tener evacuaciones casi todos los días, pero pueden pasar 1 o 2 días sin hacerlo. En los bebés amamantados depende de la edad y pueden pasar algunos días o hasta una semana sin evacuar. Si te preocupa que tu pequeño esté estreñido es mejor consultar a tu médico.
  • Sensibilidad a algún alimento ingerido por la madre: Tu bebé puede ser sensible a algo que estás comiendo. Cuando esto sucede, se presentan síntomas como vómito, cólicos, diarrea, erupciones, moqueo y/o estreñimiento prolongado.
  • Cualquier cosa que el bebé come: Cualquier otra cosa que tu bebé esté tomando o comiendo que no sea la leche materna le puede estar causando gases. Esto incluye vitaminas, fórmula, té, comida sólida, jugo, etc.

Si notas que tu bebé tiene gases, hay diferentes cosas que puedes hacer para ayudarle a liberarlos. Por ejemplo, acuéstalo y tómalo de las piernas, moviéndolas como si pedaleara. También puedes darle un masaje o colocarlo boca abajo.

Los gases pueden ser un tanto incómodos tanto para tu bebé, como para ti, pero recuerda que él todavía se está acostumbrando a este mundo y le va a tomar un tiempo adaptarse a vivir fuera del vientre. Debido a que los gases pueden ser producto de una inmadurez del sistema digestivo, es necesario darle tiempo a tu bebé para que estos vayan disminuyendo.

Referencias:

Eliminar gases
Mi bebé tienes gases: ¿Eso es causado por mi dieta? (inglés)
¿Qué le está provocando gases a mi bebé si lo amamanto? (inglés)