La Academia Americana de Pediatría indica que alrededor de los 48 meses de edad los niños de preescolar están desarrollando la motricidad gruesa necesaria para lanzar una pelota por encima de sus cabezas usando las dos manos y su cuerpo para impulsar el objeto. La habilidad de lanzar un objeto te parecerá menos importante que el aprender caminar o a agarrar cosas, sin embargo, es un buen indicador del desarrollo y fuerza muscular de un niño, además de que demuestra qué tanto control y equilibrio tiene al moverse. También muestra qué tanto se involucra con su ambiente o qué tan bien coordina sus extremidades para realizar acciones simultáneas, pero opuestas.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Analicemos cómo es que tu hija desarrollará la habilidad de lanzar una pelota. A los 24 meses de edad podrá lanzar hacia adelante y por encima de su cabeza objetos ligeros y pequeños (como una pelota de tenis). A los dos años los lanzará a un metro de distancia, mientras que a los 30 meses habrá desarrollado suficiente fuerza como para lanzarlo a dos metros. A los 42 meses podrá lanzar una pelota a tres metros de distancia y usará movimientos más complejos, como mover los brazos de arriba hacia abajo para impulsar el objeto y rotar el torso siguiendo el movimiento. Finalmente, a los 48 meses, tu hija será capaz de mover los brazos y piernas para preparar el movimiento y después lanzar la pelota.

Si quieres ayudarla a trabajar esta habilidad física más compleja, dale muchas oportunidades de practicarla. Segmentar el movimiento en varios pasos independientes le facilitará las cosas. Por ejemplo, primero hay que levantar la pelota por encima de la cabeza, mantener el equilibrio, agarrar la pelota en diferentes posiciones de brazos, después realizar el lanzamiento, y, finalmente, felicitar sus esfuerzos y progresos.