¿Alguna vez te has preguntado cómo aprenden los bebés? ¿Cómo funciona la lógica de un bebé?

La investigadora principal del Laboratorio de Cognición de la Primera Infancia del MIT, Laura Schulz, estudia el aprendizaje en la primera infancia y cómo se relaciona con la cognición humana. Schulz ha estado tratando de comprender cómo los niños aprenden y absorben tanta información en un período tan corto de tiempo y cómo llegan a conclusiones lógicas a partir de los datos que los rodean.

Estudio de Schultz sobre la lógica de un bebé

En el estudio que realizó, Schulz intentó demostrar que los bebés hacen inferencias sobre su entorno y aprenden usando la lógica. En el experimento, se le muestra a un bebé de quince meses una caja llena de pelotas de dos colores: azul y amarillo. Algunas pelotas hacen ruido cuando las aprietan y otras no.

Para la primera parte del experimento, la mayoría de las pelotas de la caja son azules, y un investigador saca tres de color azul seguidas y las aprieta para que hagan ruido. Por lo tanto, el bebé infiere que las pelotas hacen ruido.

Pero, ¿qué pasa con la lógica de un bebé cuando se le entrega una pelota amarilla de la misma caja? El bebé intentará apretarla para que emita un sonido. Los bebés generalizan propiedades de las pelotas azules y se las asignan a las amarillas.

La segunda parte del experimento, que es aún más interesante, es ver qué sucede cuando se cambia la muestra de pelotas en la caja. Esta vez, a los bebés se les muestra exactamente lo mismo (tres pelotas azules que hacen ruido), pero se sacan de una caja de pelotas que en su mayoría son amarillas; esto hace que posiblemente la muestra no sea aleatoria. Después de ver cómo las tres pelotas azules hacen ruido, a los bebés se les entrega una pelota amarilla, y esta vez la mayoría de ellos no intenta apretarla, sino que hacen algo diferente con ella. Por lo tanto, los niños de 15 meses cambiarán sus comportamientos en función de la probabilidad de la muestra que observaron.

La tercera parte del experimento consiste en sacar solo una pelota azul que hace ruido de una caja de pelotas que en su mayoría son amarillas; por lo tanto no es una muestra improbable. Schulz predijo que a los bebés, como a los científicos, les importaría si la muestra era aleatoria o no y, por lo tanto, intentarían apretar la pelota amarilla que se les entregó después. ¡Tenía razón! En este caso, la mayoría de los bebés también intentaron apretar la pelota amarilla.

Conclusiones sobre el experimento

Schulz concluye que los bebés pueden hacer generalizaciones a partir de pocos datos. Parte de esto se debe a que sus inferencias son sensibles a cómo la muestra de evidencia refleja a la población general. Su estudio apoya la teoría de que los humanos aprenden de forma racional desde las primeras etapas de desarrollo

¡Ahora sabes un poco más sobre cómo funciona la lógica de un bebé y la mente de tu hijo! A través de los experimentos de Schulz, comenzamos a comprender cómo los bebés aprenden sobre el mundo que los rodea y cuán sorprendentemente lógicas son realmente sus mentes. Echa un vistazo a su charla en TED Talks para ver imágenes de sus experimentos y aprender cómo llevó estos datos más allá al estudiar el razonamiento causal. 

desarrollo de tu bebe