La lógica detrás de las acciones de tu bebé

Laura Schulz, investigadora principal del Laboratorio de Cognición de la Primera Infancia de MIT, estudia el aprendizaje en la primera infancia y cómo se relaciona fundamentalmente con la cognición humana. Schulz ha estado tratando de entender cómo los niños aprenden y absorben tanta información en tan poco tiempo, y la forma en que llegan a conclusiones lógicas a partir de los datos que los rodean.

En un estudio que llevó a cabo, Schulz pretendía probar que los bebés hacen inferencias de su entorno y aprenden mediante el uso de la lógica. En el experimento, se le muestra una caja llena de pelotas azules y amarillas a un bebé de quince meses. Algunas pelotas hacen ruido cuando las presionan y otras no. Para la primera parte del experimento, la mayoría de las pelotas en la caja son de color azul, una investigadora saca de la caja tres pelotas azules seguidas y las aprieta para que hagan ruido. El bebé entonces infiere que las pelotas hacen ruido cuando se les presiona.

¿Pero qué sucede cuando se le entrega al bebé una pelota amarilla de la misma caja? El bebé intenta apretarla para que también haga ruido. Por lo tanto, podemos ver que los bebés generalizan propiedades de las pelotas azules a las amarillas.

La segunda parte del experimento, e incluso una aún más interesante, es ver lo que sucede cuando cambiamos la muestra de las pelotas en la caja. Esta vez, se les muestra lo mismo a los bebés (tres pelotas azules que hacen ruido), pero se sacan de una caja de pelotas en su mayoría de color amarillo. Hacer esto les indica a los niños que la selección no fue aleatoria. Después de que los bebés ven que las tres pelotas azules hacen ruido cuando se les presiona, se les entrega una bola amarilla y, esta vez, la mayoría de ellos no tratan de presionarla, sino que hacen algo diferente con ella. Por lo tanto, vemos cómo a los 15 meses de edad los bebés suelen cambiar sus comportamientos usando la lógica y basándose ​​en la probabilidad de la muestra que observaron.

La tercera parte del experimento es casi igual que la segunda, pero ahora solo se saca y muestra una pelota azul que hace ruido de una caja de pelotas en su mayoría de color amarillo. Esa entonces no sería una muestra improbable. Schulz predijo que a los bebés, al igual que a los científicos, les importaría si la muestra era aleatoria o no, y por lo tanto ahora sí intentarían apretar la pelota amarilla que se les entregaba después, ¡y tenía razón! En este caso, la mayoría de los bebés intentaron presionar la pelota amarilla.

A través de los experimentos de Schulz, empezamos a entender cómo los niños aprenden sobre el mundo que los rodea, y lo sorprendentemente lógicas que son sus mentes. Echa un vistazo a su TED Talk para ver videos de sus experimentos, aprender un poco más sobre ellos y conocer cómo continuó con el estudio del razonamiento causal de los niños.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>