Cuando hablamos sobre las habilidades de autoconocimiento de los niños nos referimos a su capacidad de conocerse a sí mismos y, basados en esa información, evaluar y responder apropiadamente a diferentes situaciones personales e interpersonales. Gracias al autoconocimiento sabemos lo que nos gusta, lo que no, cómo vamos a reaccionar ante ciertas situaciones y cómo controlar nuestras emociones y pensamientos. La Academia Americana de Pediatría dice que esas habilidades comienzan a desarrollarse durante la primera infancia y que continúan haciéndolo hasta bien entrada la adolescencia o los primeros años de la adultez, cuando la personalidad de la persona ya se ha establecido tras mucho tiempo de autoreflexión.

desarrollo de tu bebe

Tener buenas habilidades de autoconocimiento ayudará a tu hija a:

  • Entender sus propias emociones, pensamientos y subjetividad.
  • Entender que su mente es única e independiente de la de los demás.
  • Relacionar entre sí pensamientos, emociones y conductas.
  • Comprender que las demás personas son tan valiosas como ella, incluso si piensan diferente.
  • Calcular más fácilmente qué tan fácil o difícil será hacer algo.
  • Conocer sus fortalezas y desarrollar un sentido de valor propio y orgullo.
  • Admitir sus errores y aceptar ayuda.
  • Desarrollar la empatía hacia los demás y la autocompasión.
  • Notar en qué situaciones o con qué cosas batalla y cómo puede mejorar eso.
  • Pensar cómo sus acciones afectan a otras personas.

Es importante que ayudes a tu hija a desarrollar sus habilidades de autoconocimiento, ya que estas son necesarias para una gran variedad de situaciones y son la base del desarrollo social, emocional y académico de los niños. Tu hija se beneficiará de esto por el resto de su vida.