¿Qué son y cuáles son los beneficios de los ejercicios Kegel?

Los Kegel son ejercicios que fortalecen los músculos del suelo pélvico, preparan a la mujer para el parto y ayudan a controlar la incontinencia urinaria. Ésta suele ser común, afectando al 70% de las mujeres durante o después del parto.

Además, los ejercicios Kegel fortalecen los músculos en la vagina, lo que ayuda a la mujer a sentir y disfrutar más el sexo. Esta es una buena razón para seguir realizando los ejercicios después del embarazo, aun si no planeas volver a tener un embarazo.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

¿Cómo, cuándo y con qué frecuencia hacer los ejercicios Kegel?

Para mayor comodidad, empieza a hacer estos ejercicios con la vejiga vacía. Puedes comenzar apretando y levantando los músculos del suelo pélvico. Imagina que detienes y luego sueltas el flujo de orina. Contrae los músculos por 5 segundos y luego descansa por otros 5 segundos. A medida que vayas fortaleciendo los músculos, aumenta el tiempo e intenta contraer por 10 segundos.

Para que los ejercicios Kegel tengan resultados, debes trabajar únicamente los músculos de la pelvis. Asegúrate de no utilizar ni contraer ningún otro músculo, como los de la pierna, panza o glúteos. No te preocupes si al principio te es difícil controlar esto. ¡Ya verás como con la practica te será mucho más fácil hacerlo!

En cuanto a la frecuencia, aumenta gradualmente la cantidad de ejercicios por día. Puedes hacerlos en series de 15 y con el tiempo aumentar la duración de cada contracción. ¡Sigue haciendo los ejercicios Kegel de manera que se conviertan en un hábito diario!