La coordinación manual es la habilidad de controlar los movimientos de la mano y de los dedos, y de integrar esta motricidad con la capacidad visual y de otros sentidos para realizar tareas como moldear objetos, abrir y cerrar frascos, construir estructuras, recoger objetos pequeños mientras se sostienen otros, etc. En relación a eso, la escritura se refiere a la compleja habilidad de usar el leguaje a través de la postura corporal, el agarre de un lápiz y la formación de letras, y necesita de diferentes sistemas y habilidades tanto cognitivas como físicas. Aunque, según el Centro de Desarrollo Infantil, esta habilidad se suele adquirir a los 6 años, la escritura requiere del dominio de una serie de habilidades previas como reconocer la forma de las letras, tener destreza de dedos, entender la progresión de izquierda a derecha y de arriba abajo, y tener buena atención, concentración y memoria. Muchas de estas habilidades se desarrollan entre los 36 y 48 meses de edad.

Tu pequeño se ha estado preparando para escribir desde que nació. Primero, tu recién nacido interactuó contigo a través del reflejo de prensión, algo que durante los primeros dos años se convirtió en un agarre de pinza. Entre los 3 y 4 años desarrollará un agarre adecuado y suficientemente fuerte como para sostener herramientas de escritura.

desarrollo de tu bebe

Décadas de investigación han demostrado que existe una relación entre las habilidades motrices y visuales, como la coordinación de mano, y el desempeño académico. Esto significa que cualquier oportunidad de crecimiento y desarrollo durante los años de preescolar ayudarán a que el niño desarrolle las habilidades necesarias para la escuela. En 2011, un grupo de investigadores de la Universidad del Este de Carolina publicaron un artículo en American Journal of Occupational Therapy (Revista Americana de Terapia Ocupacional) que demostraba que fomentar que los niños de preescolar trabajen su coordinación manual, sus habilidades motrices y visuales, su destreza de dedos, se familiaricen con el alfabeto y escriban su nombre tenía beneficios a largo plazo en sus habilidades de escritura una vez que eran escolarizados. En el estudio, los niños fueron asignados al azar a un programa que desarrollaba estas habilidades o a un grupo de control donde realizaban actividades no estructuradas apropiadas para su edad. Los resultados mostraron una mejora importante en los niños que asistieron al programa de desarrollo cuando los compararon con el grupo de control.

Siguiendo la guía y las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría, aquí hay algunas ideas de cómo fomentar la coordinación de mano de tu pequeño:

  • Abrir y cerrar cajas y frascos de diferentes tamaños.
  • Garabatear, trazar o dibujar libremente figuras, líneas y formas.
  • Corregir su postura y hacer actividades que fortalezcan los músculos necesarios para los movimientos manuales.
  • Actividades que ejerciten la coordinación ojo-mano, como lanzar y atrapar objetos.

Si quieres más información sobre la coordinación de mano y las habilidades previas necesarias para la escritura, visita el siguiente enlace: Key Strengths assessment for gross & fine motor skills