¿Qué comunican las risas de tu bebé sobre su desarrollo?

¿Alguna vez has jugado a las escondidas con tu bebé? ¿Cuál es la secuencia de comprensión del cerebro de tu bebé en la que se da cuenta de que, a pesar de que no te vea, sigues allí? Durante los primeros meses de vida de tu bebé, el hecho de que no estés a la vista quiere decir que no existes.

El “seguimiento de los ojos” es un proceso que se desarrolla alrededor de los 4 meses de edad, y significa que un niño es capaz de seguir un objeto con la mirada. Si le muestras un objeto a un pequeño, tal vez este le interese, sin embargo el niño no estará consciente de que cuando escondes ese mismo objeto, este sigue existiendo. Alrededor de los 4 y 8 meses de edad, los bebés desarrollan una mejor agudeza visual y un desarrollo psicomotor más controlado. Esto hace que el niño trate de alcanzar objetos, independientemente de qué tan escondidos estén. Esto es un indicador de que el niño empieza a darse cuenta de que, aunque el objeto no esté a la vista, todavía existe. Alrededor de los 8-12 meses de edad, la memoria de los niños se ha desarrollado hasta el punto de que pueden recordar un objeto. Si este está completamente fuera de vista, todavía lo buscan. Es precisamente por eso que disfrutan jugando Peek-a-boo y adoran que los sorprendan con un pañuelo para descubrir los objetos ocultos.

La «permanencia de objetos» es un proceso de entendimiento en el cual los niños saben que un objeto aún existe, incluso si no pueden tocarlo o escucharlo. Otras vías también se están desarrollando en esta etapa, tales como las vías visuales, motrices y la capacidad de atrapar/alcanzar objetos. Todo esto es crítico para la permanencia del objeto. Este concepto es significativo en el papel de la teoría del desarrollo cognitivo que introdujo Jean Piaget. Él sugirió que durante esta etapa sensorimotora del desarrollo, los bebés entienden el mundo a través de habilidades motoras tales como la visión, el gusto, el tacto y el movimiento. Los bebés comienzan siendo egocéntricos, no tienen conceptos de un mundo ya existente separado de su propio punto de vista y experiencia. Sin embargo, más tarde adquieren este conocimiento.

Este hecho viene con un costo: la ansiedad de la separación. Esta conduce al aferramiento y a la timidez que el niño experimenta al estar con personas desconocidas. ¿Por qué ocurre esto? Porque el bebé comienza a sentirse ansioso ahora que recuerda que su mamá o papá se ha ido y ya no está.

La permanencia de los objetos es fundamental, ya que nos permite entender que los objetos que nunca hemos visto, existen. Por ejemplo, sin haber ido alguna vez a Italia, sabes que existe Torre de Pisa. Cada vez que comiences a jugar Peek-a-boo con tu hijo y que él o ella responda con risas, es una señal de que ha obtenido esta nueva percepción. Las risas y las sonrisas son la forma que tu bebé tiene para comunicar estos desarrollos cognitivos. Estas formas de comunicación revelan que el niño ha entendido los conceptos que subyacen a estos juegos.

 

Powered by Rock Convert

Eliot, L. (1999). What’s going on in there. How the brain and mind develop in the first five years of life, 237-239.