Por lo mismo que los sentidos, la personalidad y las facultades cognitivas de los niños siguen desarrollándose, es normal que muchos de ellos tengan gustos bastante rígidos a la hora de comer y que se resistan a texturas y sabores desconocidos cuando les dan a probar cosas nuevas. Por lo tanto, es necesario que consideres la etapa de desarrollo de tu hija cuando quieras introducir alimentos nuevos, de modo que hagas que la experiencia sea positiva y que esta ayude a estimular sus habilidades emocionales, verbales y físicas.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Con este reto en mente, aquí hay algunas ideas de cómo introducir con éxito alimentos nuevos en la dieta de tu hija:

  • Lean juntas un libro que hable sobre esa comida nueva y hablen sobre sus características antes de experimentarlo en la vida real.
  • Asegúrate de que tu pequeña tenga una buena postura para comer, así evitarás que esté incómoda o demasiado ocupada tratando de mantenerse erguida.
  • Pídele a tu pequeña que te ayude a preparar la comida. Cocinar juntas no solo será una experiencia interesante y positiva, si no que se ha probado que estimula la autoconfianza y motiva a los niños a probar lo que prepararon.
  • Toma en cuenta la temperatura ideal del platillo y asegúrate de que esté suficientemente caliente.
  • Si ella lo hizo, yo también. Muéstrale que comer cosas nuevas no es peligroso y es divertido.
  • Considera la textura del alimento nuevo. A muchos niños no les gustan las cosas fibrosas o con grumos, o la comida que debe masticarse por mucho tiempo.
  • Haz que la presentación de la comida sea interesante. Esto se puede lograr fácilmente jugando con diferentes colores y formas. Usa verduras y frutas coloridas, corta la fruta en formas especiales, corta un sándwich en cuadrados o triángulos, etc.
  • Introduce un alimento nuevo a la vez y acompáñalo de cosas saludables y conocidas para evitar que tu pequeña se agobie. Ir paso a paso puede llevarte muy lejos.