¿Tu pequeño tiene dificultades para aprender palabras nuevas? ¿Has observado el entorno al que está expuesto cuando aprende? Un estudio encontró que demasiado ruido de fondo (la televisión, gente hablando o el tráfico) en el hogar o la escuela puede dificultar que los niños aprendan nuevas palabras.

Estudio sobre los efectos del ruido de fondo

Las investigadoras Brianna McMillan y Jenny Saffran de la Universidad de Wisconsin-Madison dirigieron un estudio sobre el ruido de fondo que se publicó en la revista Child Development. Consistió en tres experimentos en los que participaron 106 niños de entre 22 y 30 meses. En el estudio, a los pequeños se les enseñó los nombres de objetos desconocidos y luego se evaluó su capacidad para reconocer los objetos cuando los nombraba un adulto. Para comprender cómo los diferentes niveles de ruido de fondo afectaban la capacidad de aprendizaje de los niños, el equipo repitió el experimento con diferentes niveles de ruido de fondo.

«Aprender nuevas palabras es una habilidad importante para los niños que les proporciona una base para alcanzar un éxito académico», dijo Brianna McMillan, estudiante de doctorado en la Universidad de Wisconsin-Madison y autora principal del estudio.

desarrollo de tu bebe

El estudio reveló que el entorno en el que está un niño afecta lo que aprende y cómo lo aprende. Cuando tu pequeño está rodeado de muchos estímulos, es muy difícil para él saber en qué concentrarse y qué ignorar. Como padres, queremos lo mejor para nuestros hijos y eso incluye brindarles un entorno tranquilo y seguro en el que puedan aprender. Sin embargo, algunos padres pueden estar afectando el desarrollo del lenguaje de sus hijos sin siquiera darse cuenta.

De hecho, estudios anteriores han demostrado que demasiado ruido puede afectar a los niños cognitiva y fisiológicamente, lo que resulta en un rendimiento escolar más bajo, niveles más altos de estrés debido a la hormona cortisol y un aumento de la frecuencia cardíaca.

Sin embargo, aunque sabemos que mucho ruido de fondo dificulta la capacidad de los niños pequeños para aprender palabras, ¡proporcionarles señales en el entorno les ayudará a superar esta dificultad! «Cuando el ambiente es ruidoso, llamar la atención de los niños sobre los sonidos de la nueva palabra puede ayudarles a compensar», señaló la coautora, Jenny Saffran. Dado que los niños rara vez estarán en un entorno completamente silencioso cuando aprenden, los padres y maestros pueden reducir el ruido de fondo o resaltar información importante para ayudar a los pequeños a aprender, incluso cuando hay ruido de fondo.

Como nota final, aunque limitar el ruido de fondo puede ser útil, no debes intentar criar a tus hijos en un entorno completamente silencioso. Un estudio publicado en 2016 sugirió que la introducción al ruido positivo, como darles a los niños un juguete musical, puede ser sorprendentemente beneficioso no solo para enriquecer su experiencia del lenguaje, sino también para su aprendizaje.