Sabemos que es emocionante cada vez que tu bebé logra un nuevo hito en su desarrollo. Uno de esos momentos es cuando tu pequeño comienza a gatear. Sin embargo, no todos los bebés aprenden a hacerlo de manera tradicional y, además, no todos comienzan a gatear al mismo tiempo. Por ejemplo, hay pequeños que nunca gatean, mientras que otros aprenden formas distintas de arrastrarse o avanzar. Lo importante es que descubran una manera para explorar y aprender de su entorno.

A veces, incluso si los bebés ya pueden ponerse sobre manos y rodillas, todavía no son capaces de avanzar. Pareciera que quieren comenzar a hacerlo, pero aún no pueden dar ese pequeño paso. Si es así, entonces tu bebé necesita confianza para lanzarse a recorrer el mundo con ayuda de sus manos y piernas. Tal vez durante este proceso de aprendizaje notes que se frustra por no poder hacerlo como le gustaría. El proceso para aprender a gatear es más difícil de lo que imaginas: tu bebé necesita coordinar el movimiento de brazos y piernas, así como tener suficiente fuerza muscular para soportar su propio peso. Por lo tanto, es de suma importancia tener paciencia durante esta etapa y, sobre todo, no preocuparte si tu hijo aún no es capaz de gatear o tiene dificultades para hacerlo.

Siempre puedes seguir ayudando y estimulando a tu bebé a gatear sobre manos y rodillas. Prueba estas ideas en diferentes superficies, en diferentes momentos del día, y usa juguetes brillantes e interesantes para mantenerlo entretenido:

desarrollo de tu bebe
  • Procura que tu bebé pase tiempo jugando boca abajo. Esto le ayudará a desarrollar la fuerza muscular que necesita.
  • Anímalo a alcanzar los objetos que llaman su atención.
  • Asegúrate de que haya espacio suficiente para que pueda explorar.
  • Coloca las palmas de tus manos contra las plantas de sus pies cuando esté sobre cuatro puntos, y empújalo un poco para impulsarlo hacia delante.

Recuerda que es importante no presionar a tu bebé, él será capaz de hacerlo una vez que se sienta listo. Lo ideal es estimular y apoyarlo cuando observes que intenta comenzar a gatear. Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, así que no te desesperes si tu bebé tarda un poco más. ¡Un día te sorprenderá!

Referencias:

Pasos hacia el gateo (inglés)