Esta etapa del desarrollo que está viviendo tu hija involucra mucho movimiento. Cualquier espacio es como un parque de diversiones y tu pequeña estará listo para jugar en él. Como las principales habilidades motoras de nuestros niños siguen afinándose, los tropiezos o golpes serán muy comunes durante esta etapa. De igual forma, ser muy activos los puede volver más propensos a coleccionar moretones y chipotes. Sabemos que como los niños tienen que ser niños y tienen que seguir jugando, te compartimos algunos consejos para aliviar esos golpes inevitables.

¿Cómo trato un golpe, chipote o moretón en mi hija?

La mayoría de los moretones no suelen ser dolorosos y se curan por sí mismos. En un moretón, el sangrado ocurre debajo de la piel y, por lo tanto, no hay riesgo de infección. Sin embargo, pueden requerir de cuidado en sus primeras etapas y cuando nuestros hijos sienten dolor. Los moretones cambian de color conforme se curan y, de igual forma, disminuye el dolor. Si está rojo, es más doloroso; pero conforme se vuelva morado o azul y, finalmente, verde o amarillo, el dolor irá disminuyendo. En caso de que tu pequeña se muestre incomoda, puedes aliviar la inflamación de la siguiente manera:

salud y bienestar de bebe
  1. Aplica una compresa fría, un paquete de producto congelado o una bolsa con hielo encima del moretón durante 10-15 minutos. Al mismo tiempo que aplicas algo frío, distrae a tu pequeña haciéndole cariñitos o contándole un cuento.
  2. Si después de haber colocado el objeto frío en el área aún sigue sintiendo dolor, puedes aplicar un poco de crema anti-inflamatoria en el área afectada. Pregúntale a tu médico cuál es la mejor opción y procura tenerla en casa en caso de ocurrir un pequeño accidente.
  3. Si el moretón es grande puedes aplicar adicionalmente un paño caliente 48 horas después de haber colocado la compresa fría.
  4. Los moretones sanan por sí mismos en 2 o 4 semanas y pasan por toda la gama de colores que conducen a la sanación.
  5. Finalmente, recuerda que los niños observan nuestra reacción tras una caída. Es muy importante mantener la calma y reaccionar acorde a la situación. De dicha forma, les daremos seguridad a nuestros pequeños y no los asustaremos o fomentaremos el miedo. El mejor remedio para cualquier accidente es el cariño, los abrazos, besos y amor.

¿Cuándo es necesario contactar al médico?

Contacta a tu médico si el golpe que sufrió tu hija fue muy fuerte, si se cayó de una superficie muy alta o si se golpeó fuertemente la cabeza. De igual forma, contacta a tu pediatra si:

  • El golpe en la cabeza le ha dejado moretones detrás de las orejas o crees que haya alguna fractura de cráneo.
  • Si el dolor es fuerte y persistente por más de 24 horas, aún sin tocar el área.
  • Si tu pequeña ha dejado de utilizar la parte del cuerpo en donde se pegó y no puede moverla.
  • Si el moretón de tu pequeña parece inusual.

Para terminar, recuerda que las caídas son naturales e inofensivas la mayoría del tiempo, así que mantén la calma y confía en tus instintos y cariño para cerciorarte de que tu pequeña esté bien. También recuerda que si el golpe provocó una herida, es muy importante limpiar el área afectada con agua tibia y luego limpiar con jabón alrededor de la herida.