A pesar de que la fatiga es muy común durante el embarazo, no todas las mujeres sienten cansancio con la misma intensidad. Algunas sienten un ligero cansancio, mientras que otras sienten una necesidad de dormir a todas horas. Esto se debe en parte al peso de tu bebé y al trabajo que tu cuerpo está haciendo para brindarle todos los recursos necesarios para su sano desarrollo. Además, el tener que levantarte durante la noche para ir al baño, o el tener que moverte constantemente de posición, te interrumpe el sueño e impide que descanses bien durante la noche.

También, algunos síntomas del embarazo, como las náuseas y el vómito o el dolor de espalda pueden quitarte la energía durante el día. Inclusive, los cambios hormonales pueden tener un efecto tranquilizante que te provoque aún más fatiga y cansancio durante el embarazo.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Por otro lado, la fatiga puede ser derivada de un cansancio mental y preocupación constante por la salud de tu bebé. La relajación ayuda a sintonizar el cuerpo y mente de manera que trabajen armoniosamente. Se recomienda que practiques ejercicios de relajación, yoga prenatal o algún otro ejercicio que te ayude a despejar tu mente de cualquier pensamiento.

Además, un buen masaje y comer los nutrientes necesarios puede ayudarte a recuperar esa energía que has perdido. Toma en cuenta que la fatiga es más común en el primer y tercer trimestre, por lo que puedes aprovechar el segundo trimestre para realizar actividades como preparar la cuna de tu bebé, o cualquier otra cosa que requiera de energía.