Para muchos padres vestir a un niño de preescolar es una causa de estrés matutino. Tal vez tengan prisa y su hijo se niegue a ponerse su suéter y haga un berrinche, o tal vez el pequeño haya decidido que quiere usar tres pares de calcetines ese día, o se haya abotonado mal el abrigo y se sienta traicionado cuando corrigen el error. Ante esta situación, tal vez estés tentada a seguir vistiendo a tu hijo, después de todo sigue batallando para hacerlo y puede que sea muy pronto para comenzar a trabajar en las habilidades necesarias para vestirse solo.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Sin embargo, aprender a vestirse de forma independiente es una habilidad muy importante para un niño y puede comenzar a trabajarse entre los 36 y 48 meses de edad. Superar retos como quitarse la ropa, abrir cierres grandes, ponerse los zapatos, o abrochar o desabrochar botones permite que tu hijo desarrolle muchas habilidades nuevas. Por ejemplo, trabaja diferentes áreas como la motricidad fina y gruesa que ayudan al dominio de los movimientos con la mano y dedos, o trabaja su memoria al recordar los pasos a seguir y el orden para ponerse o quitarse la ropa. También amplía sus periodos de atención y aprende a través de la experiencia sobre formas y colores, además de que al vestirse solo desarrolla la conciencia sobre sí mismo, el sentido del logro y la confianza en sí mismo.

Aquí te damos algunos consejos sobre cómo ayudar a tu hijo a aprender a vestirse solo:

  • Apóyalo y reconoce sus progresos. Si haces que la experiencia de vestirse sea algo positivo, es más probable que tu hijo quiera cooperar.
  • Enséñale primero a desvestirse porque eso requiere menos coordinación.
  • Practiquen cuando no tengan prisa y establece un periodo razonable de tiempo para acabar de vestirse.
  • Deja que tu hijo escoja entre varias opciones adecuadas para el clima de ese día, habla con él sobre el clima y cómo se relaciona con la ropa que va a usar.
  • Explícale la diferencia entre ropa limpia y ropa sucia, y dónde hay que poner cada una.