Durante los primeros meses de vida, tu bebé pasará la mayor parte del tiempo durmiendo. En esta etapa, el sueño es esencial para descansar y crecer de manera saludable. Precisamente por esto, es importante conocer las medidas de seguridad que debes tomar mientras tu pequeña duerme.

Una de las más importantes es la posición en la que tu bebé debe dormir. Toma en cuenta que cada pequeño es diferente y, en ocasiones, tu pediatra puede recomendar una posición diferente de acuerdo a las necesidades específicas de tu bebé. Sin embargo, la recomendación general por parte de la Academia Americana de Pediatría (AAP) es que, durante los primeros seis meses, los bebés duerman boca arriba.

Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

Durante el primer año de vida, las probabilidades del Síndrome de muerte súbita del lactante son altas para cualquier bebé. Esto es un fenómeno aún desconocido y las causas exactas no son claras. No obstante, hallazgos recientes sugieren que un bebé que duerme boca abajo recibe menos oxígeno o se deshace menos del dióxido de carbono. Por lo tanto, dormir boca arriba es una posición más segura para tu bebé, puesto que reduce la probabilidad de sufrir SMSL.

Ambiente de sueño seguro

Además de la medida de seguridad antes expuesta, existen otras que consideraciones importantes que contribuirán a que tu bebé duerma en un ambiente seguro. Algunas de ellas son las siguientes:

Escoger una cuna, moisés o cama segura.
El lugar donde duerme tu bebé debe cumplir ciertas pautas de seguridad. Revisa frecuentemente la cama para saber cuándo es momento de cambiarla. De preferencia, toma en cuenta que no sea vieja o le falten piezas claves. Además, también es importante que el colchón se ajuste firmemente a los costados.

El mejor lugar para dormir es una superficie firme y segura.
Evita colocar a tu bebé en superficies suaves y porosas. También es importante mantener la cuna de tu bebé libre de objetos como almohadas, edredones, juguetes, peluches, etc. Estos pueden aumentar los riesgos de asfixia mientras tu pequeña duerme.

Considera compartir la habitación, mas no la cama.
La AAP recomienda que los bebés duerman en la misma habitación que sus padres durante al menos los primeros seis meses de vida. Sin embargo, se sugiere que padres y bebé no duerman en la misma cama. Compartir el mismo espacio para dormir puede representar un riesgo para tu pequeña, debido a los accidentes que pueden ocasionarse. Por ejemplo, que tu bebé se enrede en las sábanas o los padres rueden sobre ella.

¿Tu bebé tiene problemas para dormir?Powered by Rock Convert

Temperatura agradable.
Mantén una temperatura agradable y estable en tu hogar. Tú bebé necesita regular la temperatura de su cuerpo y una temperatura óptima le permitirá sentirse más cómoda.

Proporciona un chupón.
Estudios recientes sugieren que los chupones pueden ayudar a reducir el riesgo de SMSL. Asegúrate de usar un chupón de una sola pieza y no dos.

Por último, es importante que si tu bebé se queda dormida en un asiento para el automóvil, una carriola, un columpio o un portabebés, debe ser trasladada a una superficie firme para dormir lo antes posible.

Recuerda que si bien es importante dormir boca arriba, tu bebé también debe pasar tiempo boca abajo cuando está despierta y siempre bajo supervisión adulta. Esto le ayudará a fortalecer los músculos de la parte superior del cuerpo, controlar la cabeza, y evitará el desarrollo de puntos planos en la parte posterior del cráneo.

Finalmente, si tu bebé ya es capaz de rodar de la barriga a la espalda y de regreso, puedes dejarla en esa posición al dormir. Solo asegúrate de que su cuna esté libre de objetos. También es probable que conforme tu pequeña crezca sea cada vez más activa incluso mientras duerme. Por lo tanto, no te preocupes si no puede mantenerse en una sola posición. Permítele dormir de la manera que sea más cómoda para ella, y supervisa frecuentemente que todo esté en orden.

Referencias:

Posición para dormir: por qué es mejor boca arriba (sobre la espalda)
Reduzca el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante y de la asfixia
Sueño seguro: 8 consejos para recién nacidos y bebés (inglés)