Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren 276.000 recién nacidos debido a algún defecto de nacimiento. El origen de una anomalía genética puede ser ambiental, genético o infeccioso. Aunque en la mitad de los casos es difícil asignar una causa específica, el consumo de alcohol es la causa principal prevenible de defectos de nacimiento.

Desarrollo del bebe en embarazo

A los efectos adversos del desarrollo asociados con el consumo de alcohol durante el embarazo se le conoce como trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF). El Síndrome Alcohólico Fetal es el extremo grave de los (TEAF) e incluye un conjunto de problemas físicos, de aprendizaje y de conducta. Algunos síntomas o signos del Síndrome Alcohólico Fetal son: anormalidades faciales y del oído, problemas del corazón, los huesos y riñones, discapacidad intelectual, bajo peso al nacer, cabeza pequeña y baja estatura, problemas de audición y la vista, rezago en el lenguaje, entre otros.

No existe cura para el Síndrome Alcohólico Fetal. Sin embargo, existen algunos factores de intervención temprana y tratamientos que pueden reducir los efectos y mejorar el desarrollo del pequeño. Por ejemplo, terapia de conducta, educación especial, diagnóstico antes de los 6 años, un ambiente estable y sin violencia, y capacitación para los padres.

Si estás embarazada, recuerda que el consumo de alcohol no se considera seguro. Éste se debe evitar por completo durante los nueve meses de embarazo.