Los sentidos se empiezan a desarrollar desde que el bebé está en el vientre. Numerosos estudios demuestran que los bebés dentro de útero pueden experimentar sensaciones y reaccionar ante varios estímulos externos. Cada uno de los sentidos se desarrolla a su tiempo, siendo el tacto uno de los primeros en desarrollarse.

El tacto comienza a desarrollarse a partir de la séptima semana de gestación. El líquido amniótico y el útero masajean la piel del bebé y ayudan a su desarrollo. Los sonidos, los cuales son transmitidos por medio del líquido amniótico, son captados por el bebé como vibraciones táctiles. Algunos estudios y exámenes de ultrasonido muestran que la frecuencia cardiaca y latidos del bebé aumentan al aplicar presión táctil en el vientre.

Alrededor del séptimo mes, el oído de tu bebé se encuentra completamente formado. Durante finales del segundo trimestre, tu bebé ya puede percibir sonidos internos y externos al útero. Sin embargo, éstos pueden distorsionarse un poco, ya queentran por medio de la columna vertebral y luego atraviesan la pared abdominal.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

La visión se desarrolla alrededor de la semana 22 de gestación. Varios estudios demuestran que los bebés dentro del útero pueden reaccionar ante estímulos luminosos, ya sea con un movimiento corporal, o cerrando y abriendo los ojos. Puedes utilizar una linterna para estimular a tu bebé.

Varios estudios demuestran que los sabores de los alimentos que come la madre terminan en el líquido amniótico. Se ha demostrado en estudios que el bebé traga más rápido y con mayor frecuencia los sabores dulces, en comparación a los amargos.

Por último, estudios demuestran que el sentido del olfato se desarrolla durante el tercer trimestre. Según Lisa Eliot, profesora de la Escuela de Medicina de Chicago, los pulmones del bebé se llenan de líquido amniótico, y aunque éstos aún no reciben oxígeno, el líquido amniótico permite que los olores se transmitan mejor.