El embarazo es un periodo lleno de nuevas sensaciones y experiencias, ya que el cuerpo se encuentra en un cambio constante. Esta nueva transición puede ser difícil para ti. ¡Ayuda a tu cuerpo a adaptarse! El ejercicio es una excelente forma de cuidar y preparar tu cuerpo para el parto. No sólo es un hábito esencial para el beneficio de tu físico y salud; el ejercicio también sirve para relajar y preparar los músculos del cuerpo para la presión y carga de peso que conlleva el embarazo.

Sabemos que a veces puede resultar difícil encontrar tiempo para ejercitarte, ¡pero no te preocupes por eso! Lo importante es la calidad del ejercicio, no la cantidad. Durante el embarazo, el ejercicio no tiene que ser largo y repetitivo. Puedes hacer varios ejercicios rápidos y simples a lo largo del día. Lo ideal es que los realices en cualquier descanso o tiempo libre de diez minutos, ya sea al despertar o antes de dormir.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Los beneficios de realizar ejercicio son bastantes. Por ejemplo, realizar varios ejercicios de 5 minutos durante el día pueden ayudar a estimular la circulación sanguínea, levantar tu estado de ánimo, ayudar a corregir la postura, preparar tu cuerpo para el parto y tonificar la musculatura.

El ejercicio es de constancia, así que procura realizar al menos dos o tres ejercicios por día. Toma el ejercicio como un espacio para ti, para relajar y liberar la tensión de tu mente y cuerpo. ¡Tómate 5 o 10 minutos para hacer ejercicio y a la vez relajar tu cuerpo! Recuerda que la calidad del ejercicio supera la cantidad de tiempo que le inviertas.