Ahora que tu bebé está más grande y fuerte, seguro ya habrás sentido alguna que otra patadita. ¡Tu bebé crece cada día más rápido! Es maravilloso como puedes sentir sus pequeñas manos y pies en las paredes de tu abdomen. Pero también, con esa linda sensación viene acompañado el peso de su cuerpecito en el tuyo. Conforme avanza el embarazo, el dolor de espalda se vuelve aún más común. El 75% de las mujeres embarazadas presentan dicho dolor en algún punto de su embarazo. Inclusive, el dolor de espalda puede continuar por unas semanas después del parto. ¡Pero no te preocupes, probablemente no durará mucho e irá desapareciendo semanas después de parir!

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Durante el tercer trimestre, es normal que el cuerpo te llegue a molestar aún más y con mayor frecuencia. Esto se debe al tamaño y a los movimientos de tu bebé en búsqueda de una mejor posición. Su tamaño lo lleva a ubicarse en la zona lumbar y justo sobre la pelvis. El peso y presión es mayormente resentido al estar de pie, dado a que todo el peso cae sobre estas zonas. Además, si se llega a presionar el nervio ciático, el peso y posición de tu bebé puede llegar a ser intensificado y producir un dolor punzante desde la zona lumbar hasta las piernas.

El mantener una postura correcta te podría ayudar a disminuir estas molestias. Además, otras formas de calmar el dolor de espalda son: hacer ejercicio, aplicar calor y frio, darte un masaje y aprender alguna técnica de relajación.