Hace veinticinco años la doctora en educación Jane Nelsen publicó su libro Disciplina positiva en el que proponía que la clave para enseñar disciplina a los hijos no es el castigo, sino el respeto mutuo. Hoy en día su aproximación «firme pero cariñosa» para criar niños responsables, respetuosos y hábiles se considera como la mejor guía para padres, además de ser recomendada por organizaciones como los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, PBS Parents, el Colegio Real de Medicina, la Academia Americana de Pediatría, entre otros.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Basándonos en el libro, estos son algunos consejos prácticos de cómo implementar la disciplina positiva con tus hijos y estimular su inteligencia social y emocional:

  • Comprende los retos de desarrollo por los que pasa tu hijo de preescolar. Sus habilidades para controlar y expresar sus emociones apenas comienzan a desarrollarse.
  • Trata de deducir lo que tu pequeño está tratando de expresar y anímalo a ponerlo en palabras. Reconoce y empatiza con sus sentimientos.
  • Halaga y pon atención a sus actitudes y conductas positivas.
  • Hay que estar disponible para tu hijo. Escúchalo activamente, aunque a veces sea complicado debido a su angustia emocional o vocabulario limitado.
  • Recuerda que él utiliza las herramientas y sus capacidades lo mejor que puede. Ayúdalo a controlar sus malas conductas buscando la razón detrás de ellas, cambia la causa o maneja las emociones que asocia con dicha conducta.
  • Ten expectativas acordes a la edad de tu pequeño y sé consistente con ellas. Es necesario que le expliques las reglas y cómo obedecerlas.
  • Es muy importante que cuides de tu propio bienestar. Necesitarás planearlo con antelación, pero eso les facilitará las cosas a todos.

Si quieres leer más sobre disciplina positiva y cómo aplicarla, encontrarás muchos artículos e información en el siguiente enlace:
https://www.positivediscipline.com/free-downloads