Aire fresco, naturaleza y un montón de diversión familiar.

Ir a acampar puede ser una experiencia gratificante para toda la familia. Sin embargo, llevar a tu bebé significa que deberán planear todo con antelación para tener un viaje exitoso y agradable. El destino del viaje determinará las cosas que deben llevar para tener una experiencia placentera.

Acampar en el bosque será muy diferente a un viaje a la montaña o a acampar cerca de la playa. Independientemente del lugar, la regulación de la temperatura corporal en los bebés no está totalmente desarrollada, por lo que tendrán que protegerlo de los elementos. Necesitarán asegurarse de que su hijo no esté demasiado acalorado o que pase frío, y la mejor manera de hacerlo es con la ropa apropiada. Los bebés pueden perder calor corporal muy rápido, posiblemente 4 veces más rápido que un adulto. A la inversa, también pueden sobrecalentarse si no se toman las precauciones adecuadas.

Al empacar, cerciórate de llevar un sombrero apropiado, bastante protector solar para bebé, repelente de insectos y, si aplica, unas gafas de sol. No se recomienda exponer a un bebé menor de 6 meses a la luz directa del sol. Si tiene más de 6 meses, no olvides aplicarle protector solar y evitar las horas pico de sol, usualmente entre las 10 a.m. y las 4 p.m.

Dormir puede ser un poco complicado durante un viaje de campamento. Si tu hijo tiene un objeto que le brinda comodidad, como un chupete, asegúrense de tenerlo a la mano. ¿Van a pasar varios días fuera? ¿Qué sucede si hay un accidente y las sábanas o el colchón se mojan? Sea cual sea la circunstancia, planifiquen los requisitos de sueño de su bebé con antelación y tomen las mismas precauciones que tomarían en casa. La Academia Americana de Pediatría recomienda una superficie firme sin objetos, mantas o sábanas sueltas.

¿Qué pasa con la leche? La lactancia materna es la forma más conveniente de alimentar a un bebé durante un viaje de campamento. No solo es práctico sino preferible, ya que la leche materna ayudará a combatir infecciones y patógenos. La lactancia materna exclusiva elimina la necesidad de esterilizadores, biberones y fórmula, sin embargo, esto no siempre es posible o viable. Si necesitan empacar dichos artículos, llévenlos por separado en un lugar accesible durante el viaje en auto. Asegúrense de empacar suficiente agua, alimentos complementarios, si se requieren, y llevar más de lo necesario en caso de que necesiten algo extra.

Antes de comenzar la aventura, verifiquen que las vacunas de su hijo estén al día y esperen unos días después de vacunar a su bebé antes de salir de viaje. Recuerden que un kit básico de primeros auxilios infantiles es una necesidad en el hogar y, por lo tanto, un imperativo en un viaje. Asegúrense de que todos los medicamentos y vitaminas que su bebé pueda necesitar estén empacados y no olviden contemplar posibles reacciones alérgicas como asma, fiebre y cualquier enfermedad a la que su bebé pueda estar expuesto.

Si es la primera vez que salen, comiencen con un viaje de un día cerca de casa. Si es posible, exageren con el equipaje: empaquen ropa extra, pañales, alimentos, juguetes, etc., ¡Si lo dudan, llévenlo!


Para mayor información no dudes revisar las siguientes páginas