Alguna vez te haz preguntado ¿qué tipo de padre vas a ser? ¿cómo vas a aplicar las consecuencias o los castigos a tus pequeños?

Existen muchos estilos diferentes de crianza, y en este artículo, cubriremos todos los beneficios y desafíos del enfoque de crianza positiva.

¿Qué es la crianza positiva?

La crianza positiva, es un punto medio entre los estilos autoritario y permisivo, este estilo de crianza ofrece un enfoque enriquecedor para criar hijos completos y saludables. Es una forma de criar hijos que implica afecto, empatía, comunicación y respeto mutuo.

Estilos populares de crianza:

Autoritarismo: tiene un enfoque más estricto, el padre autoritario se centra en la disciplina y la obediencia. Generalmente, este estilo implica reglas y consecuencias.
Permisivo: en este enfoque, el niño está a cargo y los castigos no existen.
Crianza positiva: ofrece un término medio entre los dos enfoques. Un padre que emplea el enfoque positivo establece límites, pero los refuerza con consecuencias razonables y respetuosas. Este estilo valida los sentimientos de un niño y reconoce que los niños se encuentran en un estado perpetuo de desarrollo en el que necesitan orientación, no órdenes.

¡Aprende más sobre la crianza positiva asistiendo a una clase en vivo organizada por expertos sobre el tema en kinedu!

La idea de la crianza positiva es que los niños tienen la autonomía para tomar sus propias decisiones, pero el entendimiento de que siempre hay limitaciones y consecuencias naturales a considerar.

¿Cómo lidiar con las rabietas con la crianza positiva?

Es importante comprender que cuando los niños hacen rabietas, por lo general están tratando de expresar sus emociones y / o frustraciones. Las rabietas no son un ataque personal contra el adulto en la vida del niño; es simplemente una de las pocas formas en que un niño sabe cómo comunicarse en esta etapa.

Sabemos que la mayoría de los padres no disfrutan o no quieren castigar a sus hijos después de una rabieta, pero terminan haciéndolo porque sienten que no tienen otra opción. Pero castigar a nuestros hijos por hacer berrinches no ayuda al niño a aprender correctamente cómo manejar sus emociones de una manera positiva.

¡Comparte experiencias y estrategias para lidiar con las rabietas en los foros familiares de nuestra app Kinedu!

Los castigos terminan haciendo que el niño se sienta a la defensiva y enojado. Con el enfoque de crianza positiva, estos arrebatos se convierten en oportunidades de aprendizaje en las que el niño puede ser redirigido de manera empática.

El enfoque de crianza positiva evita los castigos, especialmente los violentos, pero sabemos que los niños no tienen la edad suficiente ni la madurez de desarrollo para gobernar sus propias vidas y sentimientos. Entonces, ¿cuál es la solución? Aquí hay algunos consejos para cuando ocurren rabietas:

desarrollo de tu bebe

Encuentra la raíz del problema: descubrir qué está pasando requiere mucha conciencia de sí mismo e inteligencia emocional por parte de tu hijo. Para que tu hijo comprenda sus emociones, debes poder manejar las tuyas y comprender e interpretar el comportamiento de tu pequeño.

Valida los sentimientos de tu hijo. Tu hijo puede o no ser capaz de verbalizar lo que siente. Puedes ayudarlo sugiriendo o nombrando ciertas emociones. Por ejemplo, «Me doy cuenta de que pareces un poco frustrado. También me frustra que hayamos salido a hacer mandados durante mucho tiempo. ¿Qué tal si jugamos al escondite cuando lleguemos a casa? «

Ofrécele algunas opciones claras y establece expectativas razonables. Por ejemplo, si tu hijo está haciendo un berrinche por ponerse el traje de baño, podrías decirle: “Puedes elegir entre este traje de baño y ese traje de baño y luego vamos a hacer castillos de arena. ¿Cuál te quieres poner?

A veces, también pueden ocurrir rabietas cuando tu pequeño está muy enérgico o muy cansado. En este caso, razonar con tu hijo solo llegará hasta cierto punto. Es mejor tratar de calmarlo hablándole en voz baja, frotándole la espalda o animándolo a respirar profundamente.

Beneficios de la crianza positiva

Durante los primeros años de vida se crean las bases para el resto de la vida de tu hijo. El entorno en el que se cría a tu hijo, junto con las decisiones que tomes al criarlo, repercutirán en su desarrollo.

 ¿Tienes dudas sobre el desarrollo de tu hijo? ¡Chatea con un experto en kinedu y obtén respuestas a tus preguntas!

El enfoque de crianza positiva nos ayuda a apoyar a nuestros hijos de muchas maneras, que incluyen:

Promueve la inteligencia emocional. Practicar esta habilidad desde el principio puede ayudar a su hijo a navegar mejor y a lidiar con emociones complejas cuando sea adulto.

La crianza positiva apoya la autonomía y la empatía: al permitir que su hijo tome decisiones y viva las consecuencias naturales, le está enseñando a pensar por sí mismo mientras sigue pensando en cómo sus comportamientos afectan a los demás.

Autoestima: un entorno respetuoso conduce a un niño feliz y bien fundamentado.

¿Te gustó aprender más sobre la crianza positiva? Descarga kinedu | aprende para asistir a clases en vivo, hablar con expertos en temas de primera infancia y ser parte a los foros familiares. ¡Pruébela GRATIS por 7 días!