Cuando los niños pequeños se quejan de estar aburridos, a menudo los padres tratan de aliviar su aburrimiento de inmediato. Se sienten responsables cuando oyen esa palabra y suelen tratan de proporcionar entretenimiento tecnológico para resolver el «problema». Pero quizás están corriendo al rescate demasiado rápido. ¿Qué pasaría si los dejaran aburrirse de vez en cuando? ¿Afectaría su desarrollo?

Hacer frente al aburrimiento puede ser un verdadero desafío para los niños pequeños y sus padres. Puede ser tentador llenar cada segundo de su día con actividades. Y aunque las clases de arte, deportes o música sin duda benefician el desarrollo del niño, ellos también necesitan tiempo para sí mismos. Necesitan tiempo para descansar sus mentes, soñar despiertos y descubrir lo que realmente les interesa.

«Si los padres pasan todo su tiempo llenando el tiempo libre de su hijo, entonces el niño nunca aprenderá a hacerlo por sí mismo […] los niños necesitan aprender a aburrirse para motivarse a hacer las cosas. Estar aburrido es una forma de hacer que los niños sean autosuficientes», dice Lyn Fry, una psicóloga infantil de Londres con un enfoque en la educación.
Los padres no deben sentirse culpables si sus hijos se quejan de estar aburridos, en realidad deberían verlo como una oportunidad. Los padres desempeñan un papel importante y precipitarse para dar soluciones fácilmente disponibles no es útil. En lugar de eso, los niños necesitan que los adultos entiendan que crear sus propios pasatiempos requiere de espacio, tiempo y la posibilidad de hacer desorden. Los niños también necesitan algunos materiales, pero estos no tienen que ser de alta tecnología o demasiado sofisticados. De hecho, los objetos simples funcionan mejor, ya que tienden a ser más flexibles y versátiles.

Todos hemos escuchado hablar del pequeño que ignora el regalo caro que mamá y papá le compraron,

y en su lugar, comienza a jugar con la caja en la que el regalo venía.

desarrollo de tu bebe

Permitir que los niños participen en juegos no estructurado puede ofrecerles varias ventajas para su futuro crecimiento académico. Cualidades como la curiosidad, la perseverancia, el juego y la confianza les permiten explorar, crear y desarrollar su creatividad y habilidades para resolver problemas. Hacer esto, también les ayudará a aprender a no desanimarse si algo no funciona la primera vez, y que deben volver a intentarlo. Recuerda, el juego no estructurado que sale del aburrimiento le da a los niños la oportunidad de explorar sus mundos internos y externos, ¡que es el comienzo de la creatividad!

https://www.youtube.com/watch?v=me4sfWn1K48

Si quieres conocer más acerca de los beneficios del aburrimiento, revisa las siguientes páginas: