Durante el embarazo, la meditación de conciencia plena es la herramienta ideal para preparar tu cuerpo y mente para el parto y lo que viene después. La conciencia plena se da cuando concentras tu atención en el momento presente, sin juzgarlo. Esta habilidad te permite hacerte consciente de lo que te rodea, de tus pensamientos, de tus sentimientos y de tus sensacionales corporales en el momento exacto en que ocurren.

Aprender a vivir en el presente es una habilidad que debe practicarse constantemente, pero si lo haces todos los días, lograrás aceptar el aquí y el ahora tal cual es. Aprenderás a disfrutar de cada momento del embarazo y del parto, y a manejar mejor los retos de ser madre. Los bebés y los niños pequeños viven en el presente, así que trabajar tu capacidad de estar consciente plenamente te permitirá estar en sintonía con ellos.

Las técnicas de respiración profunda ayudan a entrenar a tu mente para que sea más consciente. Cuando te das un tiempo para meditar y te concentras en tu respiración, logras centrarte, enfocarte en lo que haces y, finalmente, relajarte. Cuando le prestas atención a tus inhalaciones y exhalaciones sientes cómo al aire entre y sale de tu cuerpo. Esta práctica te ayuda a vivir en el presente. Intenta hacer eso el día de hoy. Siéntate en una posición cómoda. Tómate todo el tiempo que quieras, pero puedes empezar con una meditación corta de cinco minutos e ir incrementando la duración conforme tengas más práctica. Comienza inhalando y exhalando lentamente y concentrándote en cómo el aire frío entra a tu cuerpo y sale como aire caliente. Trata de que tu mente no divague, pero si comienzas a pensar en otras cosas, no te preocupes, simplemente hazte consciente de ese pensamiento sin juzgarlo y vuelve a concentrarte en tu respiración.

Es muy importante recordar que no hay una buena o mala meditación. Pensar en otras cosas es natural y algo muy importante para las personas. Es la reacción automática hacia esos pensamientos (juzgarlos como buenos o malos o ciclarte en ellos) lo que no nos permite vivir en el presente. Así que, no seas muy dura contigo misma cuando te des cuenta de que piensas en cosas que no te sirven y déjalo ir poco a poco. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero, créenos, practicar la conciencia plena es la mejor manera de encontrar la paz mental.

Desarrollo del bebe en embarazo