¿Cómo vestir y desvestir a mi bebé?

El cambio de prenda de tu bebé es un excelente momento para convivir, interactuar y hasta jugar a “¿dónde está bebé?”. Al empezar puede parecer una actividad difícil, pero verás que con la práctica serás un experto cambiador de ropa.

Para comenzar, asegúrate de que la ropa de tu pequeño sea cómoda, esté limpia y sea adecuada para su edad. Prepara las prendas nuevas y acomoda a tu pequeño en una superficie plana y segura. Puede ser sobre el cambiador, encima de la cama o en un sofá. Recuerda no quitarle la vista de encima en ningún momento.

¿Cómo lo visto?
1. Acuesta a tu bebé boca arriba sobre una superficie plana.
2. Toma la prenda que le deseas poner y júntala desde la parte inferior hasta el cuello de la misma como si fuera acordeón. Levanta un poco a tu bebé y sostén su cabeza delicadamente. Estira la prenda y pásala suavemente sobre la cabeza de tu pequeño procurando no tocar su carita.
3. Repite el mismo mecanismo de acordeón ahora para las mangas. Empieza con un lado, pasando su mano por la apertura y cuidadosamente metiendo tu mano por fuera hacia dentro de la manga para ayudar a bajarla a través del brazo de tu pequeño. Al terminar, repite lo mismo con su otro brazo.
4. Ajusta la ropa en su cuerpo y abróchala al nivel del pañal.
5. Repite los mismos pasos si pretendes ponerle otra capa de prenda. Si le pones pantalones, realiza el mismo movimiento de acordeón.
6. Por último, no olvides los calcetines.

¿Cómo lo desvisto?
1. Acuesta a tu bebé boca arriba.
2. Procura desvestirlo poco a poco para que no le dé frío.
3. Si trae pantalones, comienza por ellos. Suavemente, desabróchalos y deslízalos hacia abajo.
4. Sostén con apoyo la cabeza de tu pequeño en tanto desabrochas su prenda y sacas cada brazo, uno a la vez.
5. Junta la prenda hacia el cuello, estira y pásala gentilmente por la cabeza de tu pequeño evitando tocar su barbilla y cara.
6. Si necesitas quitar un mameluco, desabrocha la prenda y levanta con cuidado a tu pequeño para deslizar suavemente la ropa (un brazo a la vez, para después hacerlo con cada una de las piernas).

Recuerda que hay que hacer varios intentos para dominar esta práctica. Sin embargo, con el tiempo aprenderás la mejor manera para hacerlo y conocerás la que sea más fácil para ti y menos incómoda para tu pequeño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>