Es posible que, durante sus primeros meses de vida, tu bebé tenga algunos periodos regulares de irritabilidad, sobre todo, entre las 6:00 pm y las 12:00 am. Estos suelen tener una duración de 3 horas por día en las 6 semanas siguientes a su nacimiento y luego disminuir a 1 o 2 horas diarias entre 3 y 4 meses.

Si tu pequeño se calma después de unas horas y está relajado en el día, ¡excelente! Por lo contrario, si continúa llorando y su molestia se intensifica, es mejor que lo platiques con su pediatra para identificar si se trata de un cólico.

Algunas de las señales que podrías observar en tu pequeño, son: llanto inconsolable y movimientos constantes en los que estire sus piernas y elimine gases. Quizá también notes que su estómago se ensanche o distienda a causa de los gases.

Si te preguntas cómo quitar los cólicos a tu bebé, ¡no dejes de leer! En las siguientes líneas hablaremos sobre esto.

Consejos para quitar los cólicos a mi bebé

Lo primero que te recomendamos es que consultes con tu pediatra cuál de las opciones que mencionaremos considera que puede adaptarse mejor a tus características y las necesidades de tu pequeño.

1. Dale un masaje

Los masajes tienen muchas ventajas para los bebés, entre estas: ayudan a fortalecer los huesos, músculos y sistema inmunológico, promueven que los niños duerman más tranquilos y benefician su sistema digestivo, ayudando a calmar dolores provocados por gases, estreñimiento y cólicos.

Al momento de masajear a tu pequeño, es importante que tus caricias sean suaves y firmes. Además, cuando te enfoques en el abdomen, presiónalo muy suavemente y masajea con las yemas de los dedos en forma de círculo, siguiendo el sentido del reloj y empezando desde las costillas. Eso sí, en caso de que el muñón del cordón umbilical aún no se haya curado por completo, es preferible que evites este tipo de masajes.

Para aprender paso a paso cómo puedes masajear a tu bebé, ingresa a este enlace.

2. Llévalo a pasear

A la mayoría de los bebés los tranquiliza un paseo en carriola. Tanto el movimiento como el contacto físico con tu pequeño pueden ayudarlo, a pesar de que tenga algunas molestias.

Algo que también puede ser útil es que lo envuelvas en una cobija delgada y de gran tamaño para que pueda estar más cómodo y se sienta seguro.

3. Mécelo

Los movimientos rítmicos constantes son buenos aliados para calmar a los pequeños y ayudarlos a dormir. Por lo tanto, puedes probar meciendo a tu bebé. Además, puedes prender algún equipo en la habitación de a lado que emita sonido, como la secadora o lavadora. Esto también lo ayudará a tranquilizarse.

Estos son algunos consejos prácticos y efectivos que pueden responder a tu pregunta de cómo quitar los cólicos a tu bebé. También es recomendable para evitar la presencia de estas molestias que procures no alimentar demasiado a tu pequeño, especialmente en las noches.

Por otro lado, en caso de que estés amamantando, se aconseja que evites los productos lácteos, repollo, cebolla y cafeína, así como cualquier otro alimento irritante.

¿Te pareció interesante esta lectura? Si tienes alguna otra inquietud sobre cómo evitar y quitar los cólicos de tu bebé, ¡no dudes en escribirnos en la caja de comentarios!

Powered by Rock Convert