Los niños de preescolar adoran los libros y aprenden mucho al compartirlos contigo. Leer juntos y hablar sobre las historias no solo permitirá que tu pequeño amplíe su vocabulario, sino que les dará la oportunidad de pasar tiempo de calidad juntos y fomentar el vínculo emocional que los une.

Incluir un momento de lectura a la rutina diaria de tu hijo es muy buena idea, de preferencia antes de ir a dormir. Dependiendo de su edad, hay varios aspectos en los que te puedes enfocar para sacarle el mayor provecho a la actividad de lectura. Aquí hay algunos ejemplos de las cosas que tu hijo puede hacer a los tres años y cómo puedes potenciar al máximo la experiencia de leer juntos.

desarrollo de tu bebe

A los tres años

Tu hijo puede: En esta etapa, tu pequeño ya se sabe el nombre del cuento que quiere leer. Tal vez hasta pretenda que lee en voz alta contigo. Probablemente te haga preguntas sobre la historia y te diga en qué se parece a su vida. Tu hijo también ya tendrá un libro favorito y será capaz de darte su versión de la historia y te corregirá si se da cuenta de que te saltaste una página o dijiste una palabra diferente.

Tú puedes: Encuentra un lugar tranquilo y cómodo para acurrucarte a leer con tu hijo. Pídele a tu pequeño que participe contándote lo que ve en las imágenes del libro. Mientras lees, pon atención a las reacciones de tu hijo y responde emocionada a sus preguntas o comentarios. Lee de modo alegre y usa diferentes tonos de voz para cada personaje. También pueden hablar de las emociones, ¿qué están sintiendo los diferentes personajes? Finalmente, pídele a tu hijo que señale todas las cosas que se parezcan, por ejemplo, busquen formas o colores.